01 septiembre 2008

Los amantes de Tosca: Andrés Veramendi


Los amantes de Tosca

Por Gonzalo Tello


Andrés Veramendi


Andrés empezó su carrera en lima cuando tenía 15 años. Entró al coro de aficionados, y descubrió su interés por la lírica. Por sus abuelos, en casa escuchaba opera, zarzuela, conciertos, pero no era lo suyo propio. Entro al coro de casualidad, y despertó los recuerdos y promovió ese interés. La gente decía que tenía buena voz, y que debía estudiar esto. El decía: “puede ser”, porque lo que quería era prepararse para estudiar derecho en la católica.


Empezó a estudiar, sin tomarlo muy en serio. A los 6 meses fue notando la evolución. Pasaron 2 años, hasta que en el 95, Prolírica hizo una convocatoria para un coro de zarzuela. Miguel Molinari ya lo había escuchado y le avisó de la convocatoria. Entra como refuerzo, no estable. Llego a la compañía, aprendiéndose el rol del tenor de “Los Gavilanes” con sus propios recursos. Como por casualidad se corrió la voz que el sabía el rol y le hicieron una prueba sin compromiso. Ése fue el debut, pues los tenores contratados se enfermaron, y le fue bien, con un relativo éxito. Luego de esto, llegaba el momento de prepararse y estudiar.


El mismo año entró al conservatorio pero éste no llenó sus expectativas. “No tenia mucha base musical, y habían chicos que sabían mucho, y yo no leía música. No entendía nada porqué no estaba en el nivel de los chicos que estudiaban esto desde niños” dice, por lo que decidió salirse y empezar clases privadas.


Sus primeros profesores fueron Andrés Santa María en el conservatorio y María Eloísa Aguirre en privado. Sin embargo, la idea era viajar.


“Quería ir a Italia porque pensé q ahí era fácil y era lo mejor, pero se dio la oportunidad de hacerlo en España. Durante un viaje de paseo tome una clase maestra con la soprano Raina Kavaivanska en la ópera Real de Madrid, ahí se corrió la bola de que estudiaba canto. Me preguntó de dónde era, y me pidió que cante. Me preguntó si mi gobierno podía darme una beca, y me dijo que valdría la pena que venga a estudiar a Europa, no en Italia, sino en España”. Con recomendaciones que me dieron en esa clase, probé con audiciones. Me dijeron que todo estaba mal, la fonética, la respiración, etc., pero que tengo buena voz, y valdría la pena conseguir una beca y seguir estudios. Mi primera profesora fue Ángeles Chamorro. Así me fui a estudiar desde el año 2000, hasta ahora”.


¿Cómo empezó a mejorar la técnica?

Con ella hubo un trabajo vocal muy fuerte. Ha habido mucha evolución en estos años.


¿Estás listo para hacer carrera, o sigues trabajando para ubicar la voz?

El cantante perfecto no existe, siempre hay defectos. La idea es que siempre tienes que seguir practicando, para hacerlo lo mejor posible, y de hecho que si hay muchas cosas por pulir, pero estoy en ello.


¿Qué tipo de tenor eres?

Tenor lírico. Puedo cantar “Rigoletto”, “Bohéme”, “Lucia”, etc. Algunas están estudiadas, otras aún no. He hecho Bohéme, y ahora haré “Tosca”. “Carmen” es para una voz más grande, yo lo asumo con mi voz. Lo dejare para más adelante.


¿Te sientes cómodo con el rol de Cavaradossi?

Es un rol grande y muy difícil.


¿Cómo empezó tu relación con Romanza?

Es una compañía bastante joven, y gracias a ellos he tenido la oportunidad de hacer roles en mi país, que es algo muy difícil por las circunstancias. Gente como Enrique Bernales, Miguel Molinari, Ernesto Palacio, Carlos Fernández de Castro y mucha gente más, como los directores artísticos, me han apoyado mucho. Gracias a ese grupo la compañía sigue adelante. “Tosca” es su segunda ópera montada.


¿Tienes idea de qué roles vas a representar más adelante?

No. En realidad los roles los decide el director artístico. Al yo haber hecho las audiciones con él, me ha encontrado adecuado para estos papeles, y me lo ha propuesto. Ahí depende de si acepto o no. Este año fue para “Tosca”, y pasó con “Carmen”, y también para el Réquiem de Verdi. Yo he hecho mucha zarzuela acá y afuera. Casi todo el repertorio que me es adecuado. En este género no hay muchos roles para tenor, y he hecho casi la mayoría. Este año hice “La Dolorosa” en Lima. Tampoco es que uno encaja en todos los roles, salvo que seas Plácido Domingo…


¿En que te sientes más cómodo, en zarzuela u ópera?

Creo que la zarzuela y opereta son muy difíciles por las partes habladas. Es complicado, por eso yo lo respeto muchísimo y les tengo mucho reparo. Yo me siento más cómodo en ópera. Yo creo que si hay títulos de zarzuela que son atrayentes, los hago.




¿Cuales son los retos que tienes por delante y cual es el rol mas exigente?

Me gustaría hacer la “Tabernera del Puerto”. “Doña Francisquita” es de los más difíciles, porque cantas todo el rato, muchos agudos, textos largos, es muy difícil.


¿Cuál es tu método para aprender un papel nuevo?

Lo que hago primero es empaparme de la historia con películas, libretos, referentes, leer un poco de la época, cómo va la historia, para tener una idea de la trama. Luego viene la parte musical, con la partitura. Luego viene la parte vocal, enfrentarse a la parte cantada cuando ya aprendiste el texto. Y luego vienen los ensayos de escena, el director te dice cómo ve la trama y el personaje, y discutes con ellos puntos en común y en contra. A veces se puede acordar, a veces no. La parte musical va con el director musical, coordinar tiempos, etc. Es un proceso largo. Para todo esto necesito la buena guía de un maestro repertorista. El tiene experiencia en repertorio a cantantes, y haber escuchado todo tipo de voces y te prepara para los roles que tienes que asumir.


¿Qué roles podrías cantar?

Enrique Ricci es mi repertorista, el dice que puedo asumir los del Verdi joven: “Luisa Miller”, “Traviata”, “Rigoletto”, “Macbeth”, entre otros. Luego podría evolucionar a algo más pesado. Por ahora me quedo como tenor lírico por salud y espero llegar a ser tenor lírico-spinto, pero por no quemar etapas me quedo como lírico, y mas adelante veremos que pasa.




¿Que tanto peso le das a la parte actoral?

Es parte del aprendizaje del cantante lírico. No solo es la parte musical, hay clases de repertorio, de escena, y expresión corporal, sobretodo ahora que es mucho más importante. Es necesario tener la formación actoral tanto como los actores de teatro. Llevo clases privadas, o grupales. Tienes que hacer teatro y clases de teatro. Con eso eres más pedido.


¿Qué ventajas tienes estudiando fuera comparado con los que estudian acá?

Una ventaja es que tienes contactos cercanos con gente de la carrera. Otra es que tienes el acceso rápido a la cultura, algo que aquí es complicado. Acá solo hay una temporada, de un solo título. Allá no solo tienes temporadas completas en los grandes teatros, sino que hay compañías pequeñas y tienes la ventaja de que siempre hay cursos de actuación, canto, etc. Aquí hay algunos pero una vez al año. La oportunidad la puede tener cualquiera que decide salir y probar suerte. Si te quedas aquí, puedes hacer una carrera local, y está bien. El problema es que el mercado es muy chico, no hay muchas opciones. Así que debes ser el mejor por lo poco q hay. Sin una buena base no hay opción para participar en producciones aquí. Se prefiere experiencia a talento nato. Así otro no tenga la voz tan interesante como la tuya, es preferible contratar alguien de fuera por el repertorio y experiencia. Los cantantes locales no tienen la oportunidad de desarrollar en repertorio porque no se dan títulos suficientes para hacerlo. Sea opera, conciertos, zarzuela, recital. Las oportunidades son pocas.


¿Que hay afuera que aquí no hay?

Un maestro repertorista. Aquí no hay y es una persona que guía a un cantante en formación profesional o estudiantes. En mi caso, tenía clases de canto, pero no de repertorio. Cantaba de todo, y no es lo ideal. La mayoría de chicos piensa que la ópera es la culminación, y hacer lo otro es menor o intermedio. Esto no es así, hay voces para algunas cosas, y para otras. Hay gente que no tiene las condiciones vocales para hacer ópera, pero si para otro tipo de cosas, como recitales, lieder. Yo puedo cantar ópera, pero no lieder. Puedes cantar música de cámara, barroca, oratorio, o cantar en el coro, etc. No eres alguien menor si no puedes hacer zarzuela y opera, porque en el camino de tu evolución como estudiante, vas descubriendo a lo que vas.

¿Cómo ves el nivel actual del talento nacional?


Aquí hay mucho talento y muy buenas voces. Lo que nos falta es infraestructura y un buen maestro repertorista. Falta una escuela de canto lírico, que no sólo se cierre en el canto y música, sino que incluya en conjunto, recital, expresión corporal, yoga, natación, deporte en general, etc. Yo hice yoga porque me ayuda con la respiración. Un artista tiene que cultivarse a través de muchas expresiones, yendo al cine, museos, teatro, etc. El artista tiene que ser integral y ganar mucha experiencia.


¿Cómo ves el tema competitivo a nivel mundial?

Si no sales, no puedes. Si quieres probar tu nivel tienes que salir, porque si no, no tienes muchas opciones de hacer una carrera. La mayoría de gente que canta roles, ha salido y ha tenido que demostrar algo fuera para poder hacer algo aquí. En algunos casos, otros no. Hay gente que no ha salido, estudio aquí, y hace una carrera, habiendo ganado premios, lo cual da un buen ejemplo.


¿Como consejo, qué debe pensar uno sobre dónde empezar esta carrera?

Desde mi experiencia, vivimos en un país sin apoyo a la cultura, y no se puede confiar en que las cosas lleguen solas, hay q buscarse un lugar. S crees que tienes talento y puedes lograr algo, para dedicarte 100% a eso, sería bueno mandarse. Por el lado de apoyo del gobierno, no existe, pero hay formas de buscar apoyo económico. Europa es muy cara para vivir, pero es cuestión de ver. Argentina es una opción interesante para ir a estudiar. Te abre mucho la vista porque ahí hay mucha gente que estudia canto, hay conservatorios, escuelas. Estados Unidos es una buena opción también.




¿Qué tan caro es estudiar canto en general?

Por el tema de irte a estudiar fuera, para los peruanos es caro. Es complicado por dejar lo tuyo, tu forma de vida y además de los costos de vida. Lo ideal, como pasa en varios países, es que en el Perú hubiera una escuela de canto y un teatro estable, de forma que uno tenga la oportunidad de desarrollarse en su teatro y su ciudad, como pasa en los países vecinos. En base a eso, los cantantes deciden si irse a desarrollar y hacer carrera fuera o no, porque no todos tienen la posibilidad de hacerlo. En Argentina, por ejemplo, cantan en el Colón o en diferentes compañías, y no necesitan salir si realmente no lo quieren. Aquí no pasa eso y es necesario salir para tener cierto futuro. Si tienes un determinado tipo de voz para un rol específico, puede ser que no funcione porque esos repertorios no se programan, o simplemente no se valora al artista nacional, porque se prefiere siempre a un extranjero antes. Y un país que no apoya a sus talentos, es un país que no avanza.


¿Proyectos futuros?

Muchos, aparte de “La Dolorosa” y “Tosca”, tengo propuestas afuera en recitales en Argentina. Tenía la propuesta de hacer “Turandot” en Rosario. No tengo problemas vocales para cantarlo, pero prefiero que no porque es repertorio grande y no quiero arriesgar la voz aún ahora que es prematuro. Aunque cantaré el primer acto en la Gala Puccini de Romanza. Luego la “Misa de Gloria” de Puccini, y el concierto de despedida, ambas galas de Prolírica. Otro concierto homenaje a Puccini en Malta, y hacer el protagónico de “La Vida Breve” de Manuel de Falla en Izmir, Turquía.


6 comentarios:

Liliana Mamani Sanchez dijo...

Interesante la entrevista, me gustaria saber cuantos años tiene este tenor.
Gracias y felicitaciones

Gonzalo Tello dijo...

Actualmente Andres tiene 29 anios.

Anónimo dijo...

Muy buena la entrevista. La primera vez que escuché cantar a Andrés fue en un pequeño rol de la Traviata con Prolírica hace ya algunos años, y cada año que pasa canta mejor. El ya es un gran cantante, pero estoy segura que va a llegar mucho más lejos. Hace dos semanas lo vi en Tosca y realmente me conmovió su interpretación de E lucevan le stelle. Sigue adelante!
Un abrazo y mucha suerte.

Anónimo dijo...

Muy buena la entrevista. La primera vez que escuché cantar a Andrés fue en un pequeño rol de la Traviata con Prolírica hace ya algunos años, y cada año que pasa canta mejor. El ya es un gran cantante, pero estoy segura que va a llegar mucho más lejos. Hace dos semanas lo vi en Tosca y realmente me conmovió su interpretación de E lucevan le stelle. Sigue adelante!
Un abrazo y mucha suerte.

placunza dijo...

Se que llegaras lejos Andres! cuidate y sigue asi, suerte en tus proximas presentaciones! y a ver si un dia te das una vuelta por AQP jejeje

Anónimo dijo...

Me conmovio en el rol de JOSE, en Carmen,año 2008,en el Segura-Lima,en el último acto, cuando agazapado busca a Carmen, tras las rejas de la plaza de corridas de toros, la forma como lleva la coa, como se arodilla, cogiéndose de las rejas,hasta que aparece ella, muy doloroso, el verlo sufrir, ante su desdén.Estoy segura que en La Traviata (T. Segura-Lima-Perú,agosto 2009) nos hará llorar, no sólo por su estílo inconfundible estílo al cantar, de bella voz con graves sonoros y agudos brillantes,vibraremos con él.