03 enero 2009

Jay Reise, el compositor de "Rasputin"


Publicado en LUCES de EL COMERCIO, sabado 3 de enero 2009. Foto de caratula: Marina Garcia Burgos

Perú recibió ilustre visita de compositor

Ópera ahora.

Una vida dedicada a la música. Desde su infancia, Jay Reise (Nueva York, 1950) encontró en el pentagrama el telón de fondo donde poner toda su creatividad. El jazz, la música clásica, los sonidos de su entorno, todo sirvió de inspiración a una carrera que ahora adquiere notoriedad.

Llamó tremendamente la atención cuando presentó su "Sinfonía de voces" (1978) en el Festival de Monadnock. Luego siguieron dos sinfonías más, que colocaron su nombre entre los más interesantes de su generación. Pero fue "Rasputín" (1988) --una ópera compuesta a pedido del New York City Opera-- la que le dio fama mundial. Desde entonces su producción ha sido generosa y en su puesto como profesor en la Universidad de Pensilvania se mantiene como uno de los compositores de mayor prestigio de hoy. Tal vez sea "The Selfish Giant" (1997), basada en el cuento de Óscar Wilde, una de sus obras más representativas.

Casado con una peruana, Jay Reise pasó las fiestas de fin de año en Lima. Así pudimos hacerle una entrevista para conocer de cerca su arte.




ENTREVISTA. Jay Reise

Rasputín, protagonista de una ópera

Por Gonzalo Tello

Casado con la artista peruana Cecilia Paredes, el compositor estadounidense Jay Reise pasó sus vacaciones en el Perú y se puso en contacto con los sonidos nacionales que podrían influenciar su música. Entre muchos trabajos, compuso el libreto y la música de la ópera "Rasputín" (1988), basada en la historia del famoso monje ruso, para la New York City Opera (NYCO) y recientemente su obra ha sido producida en Moscú por la compañía Helikon Opera con gran éxito.

¿Cómo llegó la oportunidad de componer "Rasputín" para la NYCO? Conocí a Christopher Keene, director de la Sinfónica de Syracuse, mientras yo enseñaba en el Hamilton College. Él me encargó escribir mi segunda sinfonía y la estrenó con esta orquesta. Luego, Keene se convirtió en el director artístico de la NYC Opera, siendo Beverly Sills la directora general. Es así como llegó la comisión para escribir esta ópera.

¿Por qué esta historia? ¿Tenía preferencia por lo ruso? Rasputín tiene mucho de intriga y misterio. La corte, el grupo acomodado, los problemas políticos, la revolución rusa que está aconteciendo y este monje misterioso con trajes pesados ayudan a crear la historia. Aparte de esto, soy amante de la historia, la literatura y la música rusas.

¿Qué escuchamos en la música de "Rasputín"? ¿Qué influencias musicales tiene? Está influenciada por la música atonal, pues creo que es capaz de transmitir tremenda ansiedad, miedo y neurosis, mientras que la música tonal, que es la tradicional, es efectiva para transmitir alegría, amor y nobleza. Mi estilo es una combinación de ambas. La tonal se usa para los Romanov, para representar estabilidad y que es mantenida en la misma nota para mostrar el esplendor que viene desde el siglo XIX y que en el siglo XX se destruye con la revolución: esa es música atonal, así como la del mismo Rasputín.

"Rasputín" se estrenó en 1988, en momentos en que la URSS colapsaba. ¿Tuvo que ver el tema con el proceso político? Eran momentos agitados, pero fue pura coincidencia.

¿Cómo llegó "Rasputín" a Moscú? Fui a Moscú varios años después, en 1994. Hice contactos y un programa con el Conservatorio de Moscú para un intercambio cultural con la Universidad de Pensilvania. Pude ver el trabajo de compañías de ópera. Conocí a Dimitri Bertman, quien tenía una nueva compañía. Le di la partitura de "Rasputín" y se emocionó por hacerla. En ese momento solo podía hacerse propaganda positiva y no hablar de temas controversiales. El año pasado me escribió y me contó que "Rasputín" iba a ser montada nuevamente. Hizo una increíble producción y quedé muy contento con el resultado.

¿Le gusta la producción rusa? Me encanta. Utilizan los famosos huevos Fabergé pero gigantes. En escena funcionan muy bien porque no dejan que los Romanov se desplacen. Los muestra con mucha riqueza, pero tan materialistas que es difícil conectarse con ellos. También hay símbolos entre la riqueza y la pobreza. Es una gran visión y soy afortunado por eso.

¿Cuál fue la recepción en Rusia? ¿Fue tan controversial la obra hoy como lo hubiera sido en 1994? Actualmente, se quiere rehabilitar a los zares y a la familia real diciendo que fueron asesinados ilegalmente por los bolcheviques. Luego de la caída del imperio en los años noventa, la familia fue hecha santa por la Iglesia Ortodoxa, así que es un tema de toda actualidad. Los rusos toman la ópera, la política y la historia de una forma muy seria.

¿Se siente conectado con otros compositores contemporáneos, como Philip Glass o John Adams? ¿Existe una escuela estadounidense? No sé si hay una escuela, es difícil de decir. Hay coincidencias en nuestra música, y lo común sería el uso de música tonal y atonal en diferentes formas.

¿Ha tenido contacto o relación con la música latinoamericana? He coleccionado mucha música peruana en mi cabeza y ahora estoy estudiando sonidos de la selva en una melodía monofónica que me parece muy fresca e interesante. He escuchado música de Garrido Lecca y cuando estoy en Lima solo escucho radio Filarmonía, que me parece una estación fantástica. En Filadelfia no tenemos nada parecido.

¿Cuáles son sus próximos proyectos? Un cuarteto de cuerdas y una nueva ópera, basada en "La sonata de los
espectros" de August Strindberg.



Escenas de "Rasputin". Produccion de Helikon Opera, dirigida y producida por Dimitri Bertman.

Rasputin y el bebe Alexei

Nicolas y Alexandra descubren la hemofilia

Lenin


Familia del Zar y su Corte

Aqui un especial de la television rusa sobre el estreno de 'Rasputin' en Moscu.