12 noviembre 2014

Philippe Jaroussky: "Vivaldi es el que me ha dado más suerte en mi carrera"

Simon Fowler 1
© Simon Fowler
ENTREVISTA. Considerado el contratenor mas famoso del mundo, Philippe Jaroussky llega por primera vez a Lima, junto al Ensemble Artaserse, para presentar un programa con obras sacras, conciertos y arias de ópera de Antonio Vivaldi.

Por Gonzalo Tello para Luces, diario El Comercio (puede leerse en la edición impresa de hoy)

En las últimas décadas hemos visto el renacimiento de la música barroca, especialmente en la ópera y música sacra vocal. Para interpretarla, se necesitan instrumentos de época, algunos muy distintos de sus versiones actuales. Las voces del presente no eran las adecuadas por lo que se buscó también adaptarlas a estas obras redescubiertas. Hacia la mitad del siglo XX, se recuperó una escuela que se tenía perdida, la de los castrati. Hoy los llamados contratenores, ya que desarrollan una técnica natural y no son castrados, son cantantes adultos que interpretan notas agudas con voz de cabeza y de pecho, en falsete, y tienen un registro similar al de las mezzosopranos o sopranos. Es todavía extraño y peculiar ver a un hombre cantando en este registro, sin embargo se han popularizado y hay varios nombres que son ya considerados estrellas mundiales. El más reconocido es indudablemente el francés Philippe Jaroussky, quien a sus 36 años triunfa en escenarios de todo el mundo, grabando decenas de discos y creando una legión de fans. Su principal característica es, como dicen los críticos, la de “una voz con tono de ángel y virtuosismo de diablo maldito”.
Ser artista exclusivo de Virgin Records le ha permitido grabar muchos discos en que explora música desconocida redescubierta, de la misma manera que hace la mezzosoprano Cecilia Bartoli, con la que también ha grabado y cantado muchas veces. Jaroussky, en este sentido, podría ser considerado un fenómeno musical de la misma envergadura que Bartoli.
Philippe Jaroussky llegará por primera vez a Lima con el Ensemble Artaserse, conjunto musical que el mismo formó, con los que está de gira presentando su más reciente grabación, “Pietà”, dedicada a música sacra de Antonio Vivaldi. Este repertorio, además de las arias de ópera que lo hicieron conocido, es parte del programa que presentará este 15 de noviembre en el auditorio Santa Úrsula, como cierre de la temporada 2014 de la Sociedad Filarmónica de Lima. Luego de este concierto se tomará unos días para conocer Machu Picchu.
Conversé con Philippe Jaroussky para conocer sus expectativas en esta visita y saber sus opiniones sobre diversos temas referentes a su interesante repertorio.


Sigue a Ópera Perú en Facebook y Twitter.


 © Simon Fowler
© Simon Fowler
Empecemos con una pregunta general. ¿A qué cree se debe el éxito actual del barroco y popularización de los contratenores?
Tiene razón al decir que es la música barroca la que es más popular ahora. Pienso que no es una moda, ahora este repertorio es una parte muy importante del repertorio clásico y va a quedarse así para siempre. Hay un público al que le gusta mucho por muchas razones. La música barroca vocal tiene una energía muy especial porque está basada en el virtuosismo y tiene una relación particular con la historia de los “castrati”, y esto hace soñar al público. Eso puede explicar el éxito de los contratenores. No tenemos la misma voz que los castrati, pero tengo la sensación que el público puede imaginar, no como sonaba un castrato, sino el fenómeno e impacto que representaba un hombre cantando en el público de esta época. Cuando comencé a cantar hace unos 15 años, en Europa la música barroca estaba muy difundida, fue mucho más fácil para mí. Soy de la tercera generación de contratenores. Entonces fue más fácil probar papeles de ópera. Una de las primeras que canté fue “L´Incoronazione di Poppea” de Monteverdi, ya que se buscaba hombres que puedan cantar el rol de Nerone, que es bastante agudo. Entonces lo canté a los 21 años siendo muy joven, y es un papel muy difícil. Era el principio del momento en que se buscaba a hombres para los roles de hombres sobre el escenario.
Hace unos años le pregunté a una famosa mezzosoprano sobre si creía que en algún momento los contratenores podrían reemplazarlas en los roles de hombres. Digamos roles que están escritos para mezzosopranos pero son para hombres, y la escena artística hoy pide que los interpreten hombres. ¿Qué piensa de eso?
Pienso que necesitamos dos tipos de voces, también en la música barroca. Las cualidades pueden ser diversas. En mi caso, yo busco siempre colores de la voz femenina, que tiene más que la voz de contratenor. Pienso que una mujer puede tener cualidades dramáticas más fuertes a veces. Para entender una voz de castrato necesitamos a las dos, porque la tesitura de una mujer, como Cecilia Bartoli por ejemplo, se acerca mucho más la tesitura de Farinelli que yo. Un contratenor tiene un color que puede exprimir esta magia, y es una mezcla de las tres voces, de mujer, de castrato y de un niño. Yo no voy a cantar Rossini pues no tengo las cualidades vocales, pero si voy a cantar en el futuro las melodías francesas de Debussy o Fauré, que es un mundo que me gusta mucho. La voz de contratenor es reciente, hace poco más de 50 años que la conocemos. Creo que no sólo tenemos que interpretar música barroca, sino también otro repertorio si tenemos el sentimiento. Tiene razón cuando dice que hay contratenores que cantan Rossini, u otros que van hacia Bach o hacia la música contemporánea. En mi caso iré hacia las canciones francesas, pero me mantendré principalmente en el repertorio barroco.
Entonces no lo veremos ni siquiera cantando un Cherubino próximamente…
Yo no, pero conozco colegas que han cantado ese rol, o Sesto de “La Clemenza di Tito” (de Mozart).
 © Simon Fowler
© Simon Fowler
Usted ha cantado y grabado mucho a Antonio Vivaldi. ¿Qué le inspira este compositor que precisamente es parte del programa que trae a este concierto a Lima?
Podemos decir que Vivaldi es el compositor que me ha dado más suerte en mi carrera. Lo he cantado mucho en óperas, conciertos y recitales, con el Ensemble Matheus y Jean Christophe Spinosi. En los últimos 5 años he grabado a otros compositores y lo había dejado de lado. Ahora he lanzado un nuevo disco dedicado a su música religiosa que es muy bonita, y para mi primera gran gira por Sudamérica quería volver a este compositor que, me parece, es el mejor embajador de mi voz.
¿En qué consiste este programa?
He hecho este programa en dos partes muy diversas: La primera dedicada a la música religiosa del nuevo disco con dos obras fantásticas: El “Stabat Mater”, que junto con el “Gloria” son sus piezas más conocidas, y el “Longe Mala”, que es un Motete muy operístico. Como sabe, existen programas de disco y programas de recital. No estaba bien hacerlo todo sobre este nuevo disco, y por ser mi primera vez en Lima quería presentar un programa más alegre y festivo. Así que hay algunas arias, que el público conoce por YouTube, que quiero ofrecer a Lima en vivo.
Jaroussky presentará los temas de su mas reciente disco, "Pietà"
Jaroussky presentará los temas de su mas reciente disco, "Pietà"
Entonces habrá mucho virtuosismo, coloratura y brillo en este programa…
Pero también arias tocantes. Lo que es increíble con Vivaldi es que, además del virtuosismo, es un genio de la melodía. Con pocas notas se puede entrar en un mundo increíble con él. Una parte del público se va a sentir más tocado con las arias lentas e íntimas, que transmiten magia y poder en el público. Me alegra cantar por primera vez en Lima. He anunciado por mi página en Facebook que empezaba esta gira sudamericana y hay mucha gente que escribe comentarios allí diciendo que me espera. Eso me alegra mucho y me complace terminar mi gira en esta ciudad.
Jaroussky recién llegado a Argentina. Foto: Facebook
Jaroussky recién llegado a Argentina. Foto: Facebook
¿Usted revisa seguido sus redes sociales y responde comentarios?
Sí, pero es difícil contestar a todos. Lo increíble de internet es que hay personas que me escuchan en todos los países del mundo, lo cual es algo irreal para mí. Me acuerdo que una vez salí de un concierto en Guanajuato, y había público que me esperaba y ya me conocía de varios años. Eso no lo puedo imaginar, por ejemplo, cuando estoy en mi casa en París. Es una cosa increíble, algo que siempre me sorprende mucho, imaginar que en Lima, por ejemplo, haya gente que escucha mi música hace años.
Durante uno de los dos conciertos que dió en el imponente Teatro Colón. Foto: Liliana Morsia
Durante uno de los dos conciertos en el Teatro Colón. Foto: Liliana Morsia
Y de seguro es mucha gente. Por otro lado, quisiera saber qué tan al tanto está de los que estudian para ser contratenores. ¿Hay interés por cantar en este registro? ¿Cómo motiva a los estudiantes?
Yo siempre he sentido que era un contratenor. No sé cómo explicarlo, pero recuerdo que no me gustaba cantar en mi voz de barítono, siempre me gustó cantar agudo con mi voz de cabeza. Pienso que les puedo decir a los estudiantes que tienen que seguir su instinto. Si piensan que realmente quieren estudiar este tipo de voz, ya es un inicio. Después pienso que es fundamental estudiar un instrumento, porque eso da una regularidad y una estructura, y un cantante debe ser en primer lugar un músico. Después, creo que un cantante tiene que exprimir un texto y los sentimientos que están escritos ahí. Yo trabajé mucho la relación entre las notas y el texto, es fundamental y demanda mucho tiempo. Otra cosa, no solo para los contratenores, sino para todos, es que hay que ser paciente. Yo he tenido la suerte de cantar desde muy joven, pero eso me trajo dificultades porque fue muy pronto. Puedo aconsejar el ser un poco pacientes y esperar a que la voz se forme, no lanzarse tan rápido a probar una voz que no tenemos. También estudiar idiomas es primordial. Sobre el virtuosismo, eso se trabaja con las arias. Cuando somos contratenores, vamos a cantar mucho el repertorio de los Castrati. Para mí al principio era muy natural este virtuosismo, lo que tomaba más tiempo era la relación entre el texto y las notas.
¿Conoce de música barroca peruana o latinoamericana? Aquí hay muchas obras y autores.
Poco, pero trabajé algo en Europa con Gabriel Garrido, que ha hecho mucho por la música barroca de Sudamérica. Estoy seguro que hay tesoros que duermen en bibliotecas todavía. Me encantaría conocer la música peruana. 
Afuera del Teatro Solís de Montevideo. Foto: Facebook
Afuera del Teatro Solís de Montevideo. Foto: Facebook
Philippe Jaroussky se presenta este sábado 15 de noviembre en el auditorio Santa Úrsula, cerrando la temporada de abono 2014 de la Sociedad Filarmónica de Lima. Interpretará un programa íntegramente dedicado a Antonio Vivaldi, con el Stabat Mater, RV 621; El Motete Longe mala, cumbra, terrores, RV 629; además de arias de las óperas Orlando finto pazzo, RV 727, Il Giustino, RV 717 y L’Olimpiade, RV 725. El Ensamble Artaserse interpretará además el Concierto para cuerdas en do menor, RV 120, Concierto en re mayor para arcos y clave, RV 123 F.XI Nº 16 y el Concierto para dos violines y cuerdas en la menor, RV 522.
Las entradas están a la venta en Teleticket. No se pierda esta especial oportunidad de ver a uno de los grandes intérpretes líricos del mundo en un exquisito programa.
Sigue a Ópera Perú en Facebook y Twitter.
Disfruta de este especial con su música que presenté en Radio Filarmonía el pasado viernes.