12 mayo 2010

Dmitry Korchak, estrella en ascenso

Por Gonzalo Tello
Entrevista exclusiva para Operaperu.com

Lo primero que uno escucha apenas entra en la pagina web de este joven tenor es una difícil aria de la ópera Dom Sébastien "Deserto In Terra" de Gaetano Donizetti. Aria complicadisima por mantener la voz en los agudos y que requiere de una voz ni tan ligera ni tan pesada. Korchak tiene el registro ideal para este complicado repertorio.

Dmitry Korchak, ruso de 31 años, es una de las jóvenes promesas que la lírica mundial viene ofreciendo. A su favor tiene el haber ganado premios en dos concursos importantes, el Francisco Viñas en Barcelona y el muy famoso concurso de Plácido Domingo, Operalia, en el cual gano dos premios. Luego de eso se ha presentado exitosamente en escenarios importantes como Viena, Salzburgo, Milán, New York, Los Ángeles, y ahora Lima, donde acabamos de disfrutar de su arte como Fernand en la ópera "La Favorite", en la cual interpreta un rol muy adecuado para sus capacidades.

Acompañado de su esposa Anastasia, Dmitry disfrutó mucho de su estadía en el Perú, visitando Cuzco y Machu Picchu días antes de comenzar ensayos en el Callao.

¿Cómo te llegó el interés por la música, por cantar?

Desde que era pequeño, a los 7 años, yo cantaba en el coro de niños, en una academia muy famosa e importante. Ese coro es equivalente al de los Niños Cantores de Viena. Hacíamos giras por Japón, Europa y America. Era un coro muy famoso. Luego, cuando crecí, estudié dirección de orquesta. Al terminar la dirección de coro y orquesta, entré a estudiar a una escuela superior la dirección, pero también a otra facultad como cantante, porque yo ya había sido solista con el Coro de niños.

¿Solista ya con la voz de tenor?

Si, a los 19, 20 años, pero con una voz muy, muy ligera. Había cantado obras de Mozart, Jomelli, Bach. No cantaba con una voz estudiada, era natural. El director del Coro quería que todos, al menos una vez, canten la parte solista. Algo que aprendí en esa época es que ahora como director es muy difícil tener una orquesta propia, por lo que he optado por el canto, sin dejar de lado la parte de la dirección, que la seguiré haciendo libremente.

¿Cuál crees que fue tu entrada al mundo operístico?

La primera cosa que yo aprecio es los concursos, porque hacen más fácil entrar en el mundo de los agentes, que trabajan entre los cantantes y el teatro. En Moscú canté 3 a 4 años en teatro y eso me dió la experiencia de la escena con la orquesta y otros solistas, y ya había preparado roles. Luego de los concursos y haber conseguido un agente en Europa, se me permitió debutar en Italia en el 2005 en “Los Pescadores de Perlas” en un Festival “Tito Schipa” de Lecce, y luego un debut grande fue en el Teatro dell’Opera di Roma con “La Sonnambula”. Ese fue mi gran debut, especialmente con la música italiana que es muy difícil.

Como ruso, ¿crees que es difícil salir de tu país y triunfar en teatros extranjeros?

En Rusia hay muchísimos cantantes con la voz bellísima, pero no todos estudian, porque se piensa que la voz natural basta. Por eso tampoco cantan tantos años. También nos es difícil salir de Rusia y entrar en Europa, porque al inicio no tenemos tanto dinero para pagar la estadía, viajes y hacer audiciones por todo Europa. Sin embargo, esa ya no es una dificultad que tengamos tantos cantantes, y estoy contento de ver cada vez mas cantantes rusos en Europa porque verdaderamente cantan bien.

¿Cómo te sientes con el repertorio rossiniano, habiendo cantando títulos como “Il Barbiere di Siviglia”, “Viaggio a Reims”, etc?

Yo si canto cierto repertorio, pero Rossini no es un compositor que ha escrito para mi voz. Yo puedo cantar algunas cosas, pero no todo. He cantado muchas veces “Barbiere” pero es muy agudo y veloz, es menos central. La ultima vez en Los Ángeles, hice el “Barbiere” con el aria final ‘Cessa di piu resistere’ por primera vez. Muy difícil. También otros roles en Pesaro como “Viaggio a Reims” o “L’Equivoco Stravagante”

"La Gazza Ladra", Pesaro

¿Te sientes mejor en los agudos o en el medio?

No lo digo por los agudos, sino por el tipo de voz. Lo más importante es la coloratura. Cualquier cosa la puedo hacer, pero no es cómodo para mí. Yo prefiero el repertorio de Bellini o Donizetti o Mozart, esto es más cómodo para mi voz.

¿Cuáles son para ti son las dificultades del rol de Fernand?

Es un rol grande, que incluye diversos tipos de canto. Al inicio es lento, ‘piano’, a media voz, luego va creciendo y se vuelve fuerte ‘spinto’ hacia el final, con el aria “Ange si pur”. Es una ópera donde debe haber diversos tipos de emoción. Es un rol muy interesante para todos los cantantes, porque puedes tener éxito como actor pues es una obra escrita perfectamente, en que no puedes perder una nota de la partitura.

¿Para ti cuál es el secreto para poder llegar al aria final del tenor en la ópera, teniendo en cuenta la dificultad del personaje?

El secreto es no dar todo en la escena durante el tercer acto anterior. Aunque este acto se ha escrito con tanta pasión, fuerza y rabia, tener el cuidado de no darle tanta fuerza. Después de esa aria del cuarto acto, hay mas cosas por cantar aún.

¿Que nos puedes decir de tu experiencia con Juan Diego Flórez, ya que han alternado roles?

Tenemos tipos de voz diferentes, aunque hayamos hecho el mismo papel. (El rol del Conde) es un papel que lo cantan todos los tenores, bien, mal, o mas o menos, es como “Elisir”, lo cantan todos. La voz de Juan Diego es muy clara en el repertorio rossiniano y son pocos los cantantes que pueden cantar a ese nivel. Yo estoy contento de haber cantado el mismo rol junto a él en Los Ángeles, para mi fue una gran experiencia. Yo creo que debo cantar al menos dos roles de Rossini al año, porque eso me ayuda a tener la ligereza y coloratura en la voz, en los agudos. “La Favorite” es un rol mas central aunque tenga agudos.

¿Crees que tu voz pueda crecer a roles mas grandes, como del gran Verdi por ejemplo?

Yo debuté ya en “Rigoletto” hace un par de años. Siento que mi voz cambia y veré con el tiempo si asumiré roles más difíciles. También hay muchos roles ligeros que no hago y me gustaría cantar.

Como Fernand, junto a Daniela Barcellona en "La Favorite" en Lima

¿Qué percibes en general del público latinoamericano, habiendo cantado en Chile y Perú?

Yo percibo en Santiago y aquí que el público es muy parecido al ruso, es muy cálido y abierto a recibir emociones y retornarla durante la función y al final. Esto me gusta y estoy contento de estar en Perú, en esta compañía y con un gran elenco. Contento también porque tengo tantos amigos de Perú y estoy visitando el país de donde son, donde nacieron.

¿Qué crees que te falta para llegar al pico de tu carrera?

Yo pienso que todo viene como debe ser, de la mejor forma, pero la única cosa de debes trabajar todos los días es la técnica, el fraseo. Todo debe hacerse paso a paso, y si llega mi gran momento, llegará por tener una técnica sólida. No hay que mezclar repertorio y esperar hacer cada rol en su momento.





Sepa mas sobre Dmitry Korchak

Dmitry Korchak nació en Rusia en 1979. Luego de graduarse en el Alexander Sveshnikov Choral College de Moscú entró a la Chorus Academy de la misma ciudad donde siguió estudios de director de orquesta y de tenor.

Desde 2004, con su exitosa participación en los concursos Francisco Viñas de Barcelona y Operalia de Plácido Domingo en Los Ángeles, donde se dio a conocer, Dmitry Korchak ha desarrollado una rápida e intensa carrera en los más célebres teatros del mundo cantando los papeles más importantes del repertorio operístico.

Ha trabajado con importantes directores de orquesta como Riccardo Muti, Plácido Domingo, Kent Nagano, Lorin Maazel, Zubin Mehta, Jeffrey Tate, Eve Queler, Alberto Zedda, Yuri Temirkanov, Vladimir Spivakov, Vladimir Fedoseev, José Cura, Kristof Penderezkyi, Riccardo Chailly, Michele Mariotti entre otros.
Dmitry Korchak ha cantado en la Scala de Milán La viuda alegre, Viaje a Reims y Stabat Mater de Rossini; en el Covent Garden de Londres Elíxir de amor; en la Ópera de París Elíxir de amor y Demofonte; en la Ópera de Viena Don Giovanni y Elíxir de amor; en el Festival de Salzburgo Demofonte; en el Carnegie Hall Sonámbula y Don Sebastián; en la Ópera de Roma Sonámbula; en la Ópera de Dresden La Favorita; en el Festival de Ópera Rossini La gazza ladra, Equivoco extravagante y Stabat Mater; en la Ópera de Zúrich La flauta mágica; en la Ópera de Berlín El barbero de Sevilla; en la Ópera de Los Ángeles El barbero de Sevilla; en el Sferisterio de Macerata La flauta mágica; en la Ópera de Valencia L’enfant et les sortileges y El árbol de Diana; en el Maestranza de Sevilla Sonámbula; en la Ópera de Ámsterdam Elíxir de amor; en la Ópera de Marsella El barbero de Sevilla y Cosi fan tutte; en La Monnaie de Bruselas La flauta mágica y en el Carlo Felice de Génova Eugene Onegin.

Ha grabado Corrado d’Altamura para Ópera Rara y La gazza ladra de Rossini en DVD.

Entre sus próximos compromisos están "El árbol de Diana" en el Real de Madrid, "Elíxir de amor" en Múnich, "Betullia liberata" de Jomelli en Salzburgo, Valencia y Ravena dirigido por Riccardo Muti, "Elisir" en Ámsterdam, "Barbiere di Siviglia" en Palermo y Toulouse, "Los Pescadores de Perlas" en París, "La Fille du Regiment" en Hamburgo, "Cosi fan tutte" en Tokio y "I Puritani" en Viena.

1 comentario:

Ysabel dijo...

Me gusta mucho la voz de Dmitry Korchak. Me sorprese que el cree que Rossini no escribo para su voz, porque el puede cantar toda la coloratura con belleza y perfeccion. El tiene una futura brillante. Espero que regresara a Los Angeles, Dmitry!