18 octubre 2012

Gerard Mortier anuncia que no podrá seguir en el Real si hay más recortes


(El País)  El director artístico del Teatro Real, Gerard Mortier ha desmentido en un comunicado que vaya "a cambiar" el coliseo madrileño por el milanés de la Scala, aunque precisa que si el Gobierno anuncia más recortes para su teatro -un 33% menos hasta el momento- "no podría quedarse" en España. El comunicado llega después de que el director Stéphane Lissner, superintendente de la Scala de Milán, anunciará a principios de este mes que dirigirá la Ópera Nacional de París cuando su actual responsable, Nicolas Joel, abandone el puesto en 2015.
Mortier explica en un comunicado que "si bien es cierto" que no se quedaría en Madrid si el Gobierno anunciara más recortes para el teatro, ya "en el límite de lo posible", no cambiará el Teatro Real por la Scala de Milán, en el que el publico es, a su juicio, "menos abierto" que en España. Además, señala, el público del Real, "en su mayor parte bastante conservador", ha demostrado "estar más abierto a nuevos horizontes que el de la Scala, y miles de jóvenes están descubriendo el Teatro Real, que defiende con algunas grandes otras instituciones la marca España".
"En el Teatro Real estamos haciendo un trabajo excepcional con la orquesta y el coro, que se han desarrollado hasta convertirse en dos de las mejores formaciones en España, que pueden competir perfectamente con los grandes teatros de ópera de Europa".
A principios de este mes, el coliseo madrileño planteó un nuevo modelo de financiación -"único en Europa", precisó Marañón- que se encamina hacia un gran aumento de la financiación privada para situar los porcentajes de ingresos en este apartado hasta el 70% del total (hasta ahora se repartían entre 42% de dinero público y 58% privado). ¿Cómo? Aumentando los patrocinios hasta en 4 millones de euros (pasaría de unos 7 a 11 millones) e incrementando los ingresos alternativos (alquiler de salones, alquiler de producciones, de equipos y del propio escenario principal). "Si el Gobierno necesita más ahorros debemos reestructurar el paisaje cultural, que es lo más difícil, pero el único camino para salvar los problemas actuales".Sin embargo, añade, con la reducción de las subvenciones de 28 millones a 12 millones, es decir más del 50% en los último años, "están en el límite de lo posible" y sobreviven "gracias a las acciones del presidente, Gregorio Marañón, del director general, Ignacio García-Belenguer y a la ayuda creciente de los patrocinadores".

el coliseo madrileño se encamina hacia un gran aumento de la financiación privada para situar los porcentajes de ingresos en este apartado hasta el 70% del total (hasta ahora se repartían entre 42% de dinero público y 58% privado). ¿Cómo? Aumentando los patrocinios hasta en 4 millones de euros (pasaría de unos 7 a 11 millones) e incrementando los ingresos alternativos (alquiler de salones, alquiler de producciones, de equipos y del propio escenario principal).