21 enero 2009

Stephanie Blythe es Orfeo, "El padre de la música"

Stephanie Blythe responde a los retos de ser Orfeo, en el revival de esta produccion de Mark Morris.

¿En la ópera de Gluck, Orfeo esta en escena casi todo el tiempo, y tiene grandes escenas solo. Cuáles son los retos musicales y teatrales de esto? 
Estar en escena la mayor cantidad del tiempo es realmente de ayuda para meterse en el personaje y la trama. Cuando sales de escena a los camerinos, hay muchas cosas que ocurren y que interrumpen la concentración. Puedes conversar con colegas, o tener problemas con el vestuario. Cuando te tienes que concentrar por hora y media puede ser exhausto, pero estas en el personaje todo el tiempo. Musicalmente, me acomoda mucho a la voz. Así que debo ser inteligente cuando canto y distribuyo mis recursos apropiadamente. Es mucho mas cómodo y divertido para cantar que muchos otros roles.
 

¿Que es lo que más disfruta del rol?

Todo, el personaje, la música, el lenguaje. Lo cual adoro es que a pesar que Orfeo casi siempre canta para si mismo, parece mucho una pieza coral. Orfeo esta muy expuesto, pero nunca me siento sola, no mientras estoy rodeada de estos cantantes y bailarines maravillosos. Y solo escuchar esos adorables coros cantados por el Coro del Met.

La producción de Mark Morris combina escenarios tradicionales con coreografía y un set bien inusual. ¿Cómo describiría la aproximación del director para contar la historia?

Primero, debo decir que trabajar con Mark Morris y su excelente equipo de trabajo ha sido una satisfacción completa. Creo que hablo por todos mis colegas cuando digo que el proceso de montar la producción ha sido adorable. Creo que su aproximación es simple, clara, y expresada totalmente por la música, mas que todo. Como personaje cantado, Mark me ha hecho sentir, como si todo lo que tengo alrededor es una expresión de lo que Orfeo piensa y siente. Todos nos comunicamos y hacemos la historia avanzar. Cuando Euridice y yo estamos en lo nuestro, la producción se vuelve súper enfocada. Tenemos un espacio limitado y la parte mas difícil es no poder mirar directamente a Danielle de Niese. La escenografía de Allen Moyer ayuda mucho, pero cuando tu pareja canta tan apasionadamente no puedes reaccionar. ¡Es una situación difícil! Pero esos retos y detalles son lo que hacen de esta producción maravillosa.

Orfeo es conocido como “El padre de la música”. ¿Ese elemento del personaje se encuentra en su interpretación?

No se si eso influye en mi interpretación, pero me hace sentir que cantar es mi super poder. ¡Definitivamente hay un mejor poder el que tienes cuando quieres aplacar la ira en la Puerta de Hades!

¿Le gusta interpretar roles travestidos?

No lo hago siempre, pero me gusta interpretarun lado diferente al mio. Es una expresión diferente, un sentimiento diferente, y siempre un reto. Como actriz cantante, cada rol que interpreto tiene sus dificultades. ¿Cómo ser una diosa, una gitana, una mujer vieja? Pero encuentras que hay algo de ti en cada personaje y ahí es donde uno empieza. Para mí, todo crece a partir de eso, y en Orfeo el punto de partida es su amor y devoción por Euridice. Espero poder interpretar a un hombre como lo puedo hacer como mujer.—Charles Sheek