05 enero 2009

"La Rondine", una joya redescubierta


Las obras maduras de Giacomo Puccini, desde “Manon Lescaut” en 1893, hasta la inacabada “Turandot” 31 años después, están en el centro del repertorio de la ópera moderna. Personajes como Mimi o Tosca son de los más conocidos y queridos en la historia del teatro. La Rondine es otra obra que Puccini escribió en la cúspide de su carrera, cuando ya era considerado el compositor más popular del mundo. Pero en comparación con, digamos, La Boheme, es bastante desconocida. Eso esta a punto de cambiar. 

“La Rondine” es una obra extraordinaria y única, y busca posicionarse entre las mejores del compositor, mas que todo gracias a Angela Gheorghiu y Roberto Alagna, quienes jugaron un importante papel en el resurgimiento de la ópera. 

La Rondine regresa al Met por primera vez desde 1936. La nueva producción de Nicolas Joel, originalmente montada en el Royal Opera House, Covent Garden, abre esta temporada. “Siempre he pensado que es una de las mejores obras de Puccini: dice Gheorghiu. “Es la primera ópera que grabe en estudio, y no me parece nada rara, es la ópera mas moderna de Puccini". La producción de Joel traslada la acción a 1920, entre Paris y la riviera francesa, en la época de Puccini. Los decorados Art Deco son de Ezio Frigerio y el vestuario de Franca Squarciapino. Conduce Marco Armiliato. 

Armiliato siente que “La Rondine” es una gema esperando ser descubierta, pero dice que su particularidad la hace particular, “no hay un final trágico ni muertes, como puede ser una obra de Puccini?”. También dice, “la partitura esta llena de ideas modernas, como disonancias, pero es muy fresca y ligera para el oído, muy fácil de oír, esta para mi es la prueba de la genialidad de Puccini”. 

Para Joel, el por qué de traer esta pieza al repertorio es bien simple, “es claramente una obra maestra”. Alagna agrega, “Hay mucha emoción, un amplio rango de atmosfera musical, y muchos momentos dramáticos, no entiendo como no volvió al repertorio antes”

Esta obra rompe el molde de la formula que Puccini aplico hasta este punto. Es una historia original, no basada en ninguna novela o drama. Magda, mujer parisina, deja su vida convencional y comprometida por un romance con un hombre joven e ingenuo. Se fuga con el al sur de Francia (el titulo significa “La Golondrina” por el vuelo de estos animales hacia el sur en invierno) solo para terminar su relación y volver a su vida de siempre en Paris. Este romance fallido es contrastado con la historia de otra pareja mucho mas cómica que mantienen la sazón en su relación con un juego de roles. En esta ópera, parece que las relaciones mas engañosas son las más duraderas, comparadas a aquellas basadas en el “verdadero” amor. 

Ante la similitud en la historia con otras, como “La Traviata” o “La Boheme”, entre Magda y Violetta, Mimi o Musetta. Gheorghiu dice, “Se diferencian en la forma de actuar, y en los momentos por los que pasan”. 

Puccini no perdió la esperanza con “La Rondine” ante los problemas que tuvo en su estreno, por problemas políticos que opacaron su momento, y no permitieron que se difunda internacionalmente, debido a la guerra. “En el futuro –dice Puccini- verán la joya que es”. Parece que el futuro ha llegado. –William Berger


"La Rondine" se transmitira en vivo y el directo este sabado 10 a la sala digital de Multicines UVK, a partir de la 1pm. Se repetira en diferido el miercoles 14 a las 7:30pm. Entradas a la venta en boleterias del cine.

Aqui unas escenas de "La Rondine"

Acto 1: "Chi il bel sogno di Doretta" - Angela Gheorghiu



Acto 2: Brindis - Marcus Haddock, Ainhoa Arteta, Inva Mula