09 enero 2009

La Rondine: Puccini hace 'Operetta'


REPARTO
Director: MARCO ARMILIATO
Magda: ANGELA GHEORGHIU
Lisette: LISETTE OROPESA
Ruggero: ROBERTO ALAGNA
Prunier: MARIUS BRENCIU
Rambaldo: SAMUEL RAMEY

EQUIPO DE PRODUCCION
Produccion: Nicolas Joël
Escenografia: Ezio Frigerio
Vestuario: Franca Squarciapino
Iluminacion: Duane Schuler

Lugar: Multicines UVK Larcomar, sala digital.
fecha: sabado 10 enero, 1:00pm - 3:15pm. (en vivo)
Miercoles 14, 7:30pm (diferido)
Precio: 45 soles. venta en boleterias del cine Larcomar

“La rondine” (La golondrina) ocupa el octavo lugar de la producción operística de su Puccini, ya consagrado con la trilogía que forman “ La boheme”, “Tosca” y “Madama Butterfly”, estrenadas consecutivamente entre febrero de 1896 y febrero de 1904.
“La rondine” ha sido considerada siempre entre las obras menos logradas y convincentes de Puccini, junto a “La fanciulla del West”, y las tempranas “Edgard” y “Le Villi”. Ciertamente tal apreciación no debe confundirse con una valoración negativa de este grupo de óperas.
Fueron los empresarios del Karl-Theather de Viena los que aprovechando la presencia de Puccini en esa ciudad tuvieron la idea de confiarle la creación de una opereta cómico-sentimental de estilo vienés.
El compositor, poco interesado en un comienzo, firmó contrato en 1914, motivado más que nada por las malas relaciones que estaba manteniendo en Italia con el empresario Giulio Ricordi.
El libreto, originalmente en idioma alemán, fue elaborado por Alfred Maria Willner y Heinz Reichert, pero Puccini lo rechazó, solicitando a Giuseppe Adami que lo tradujera y arreglara.
Posteriormente, con la obra terminada, se volvería al alemán para estrenar la ópera en Viena, como estaba convenido.
Sin mayor entusiasmo, Puccini trabajó codo a codo junto a Adami, con la pronta transformación del proyecto – una opereta - en una ópera italiana más convencional.
Esta labor abarcó el período comprendido entre fines de 1914 y comienzos de 1916, momento en que “La Rondine” estuvo terminada. Pero el proyecto de estrenar la obra en Viena fracasó, dado que Austria vivía los difíciles días de la Primera Guerra Mundial. En Italia también había problemas con el conflicto bélico, sin embargo Puccini intentó arreglar allí el estreno con Ricordi, pero éste lo rechazó.
Así el compositor recurrió a Sanzogno, el más directo rival de Ricordi, que sí la aceptó, pero estimando más procedente llevar el estreno fuera de Italia, dispuso su primera representación en Montecarlo.
“La rondine” fue entonces estrenada (en idioma italiano) en el Teatro del Casino de Montecarlo, el 27 de marzo de 1917, teniendo al célebre tenor Tito Schipa en el papel de Ruggero.
A Viena “La rondine” no llegó sino en 1920, en la proyectada producción en alemán, la cual no tuvo ninguna trascendencia, pues la versión en italiano ya había sido presentada en varias ciudades.

ARGUMENTO
La acción de “La Rondine” transcurre en París y la Costa Azul Francesa, en tiempos del llamado Segundo Imperio, en los años 50 del Siglo 19.

Acto primero
Durante una fiesta en la elegante casa de Magda de Civry, amante del banquero Rambaldo, el poeta Prunier afirma en tono burlón que se ha puesto de moda el amor más romántico y que en París está cobrando víctimas como si se tratara de una verdadera epidemia.
Al respecto, Magda cuenta a sus invitados que hace algún tiempo tuvo un encuentro con un joven estudiante, quien fue el primero en hacerle conocer el verdadero poder del amor. Prunier, que también oficia de quiromántico, lee la mano de Magda y le predice que, como una golondrina, volará hasta el mar. A pesar de que Magda insiste en saber más de su destino, éste se niega a seguir con las predicciones.
Llega un invitado, Ruggero Lastouc, quien viene por primera vez a París, para visitar a Rambaldo, amigo de su padre en los tiempos de la escuela. Lisette, la movediza criada de Magda, aconseja al muchacho que pase una velada en el Salón Bolluier, un lugar de fiestas donde todos acudirán, incluso Magda, quien después de reconocer en Ruggero aquel primer amor, también decide acudir de incógnito.

Acto segundo
En el Salón Bullier de Paris todo es alegría y bullicio. Han llegado allí todos los personajes del acto primero, incluso Magda, quien se ha puesto un vestido de su criada Lissette para librarse de los asedios masculinos.
Magda finge tener una cita y se siente en la misma mesa que Ruggero, quien lo la reconoce. Conmovida por los recuerdos de sus años más felices, cuando siendo muy pobre vivía la soñadora espera de un gran amor, Magda se abandona a la pasión que siente nacer por el joven.

Acto tercero
Terraza de una pequeña villa junto al mar. Magda ha abandonado el bullicio de París para seguir a Ruggero hasta la Costa Azul. Ruggero quiere casarse con ella y ha escrito a sus padres para obtener el consentimiento. Pero Magda está convencida de que su pasado de cortesana la hace indigna de ser su esposa. Confiesa a Ruggero su verdadera identidad y lo abandona para regresar al dorado mundo de París.

Fotos de la produccion de Nicolas Joel (Metropolitan Opera)






















Fuente: Beethoven Radio, Metropolitan Opera