07 septiembre 2010

Matteo Pagliari reclama ante maltrato y descuido del INC en su gestión

Foto: Paola Nalvarte

Por Gonzalo Tello
Operaperu.com

Como mencionamos anteriormente, Matteo Pagliari, director titular de la Orquesta Sinfónica Nacional, reclama desde Italia el maltrato que ha venido recibiendo del INC, sobretodo por el descuido de sus directivos y la poca profesionalidad con que se manejan los aspectos administrativos de la orquesta, por gente ajena al tema cultural y sin mayor conocimiento del tema.

Una vez mas, vemos un caso de descuido y maltrato de parte de un organismo del estado que baila con su propio pañuelo de la informalidad.

Matteo me concedió esta entrevista. A mea culpa, no le pude dar el espacio en su momento por temas personales de tiempo. En este momento el opta por hablar públicamente de estos problemas, debido a que su regreso que estaba planeado para una serie de conciertos en setiembre, se ve en standby debido a la falta de comunicación con el INC, especialmente con la cuestionada Cecilia Bakula.

Aquí las declaraciones de Matteo Pagliari.


¿Qué sería lo más importante que ha pasado con la orquesta desde que la encontraste hasta ahora?

Lo más importante es que el nivel de la orquesta definitivamente ha subido y que la calidad de las propuestas artísticas ha aumentado notablemente. Esto no lo digo yo, sino lo dice el público.
Al programar un Ciclo integral de Beethoven y algunas sinfonías de Mahler para este año se ha marcado una diferencia sensible con lo que pasaba en las temporadas anteriores.

Se nota que ha habido un incremento de público. ¿Esto a qué crees que se debe?

Esto se debería preguntar al público mismo. Yo solo puedo confirmar, según lo que la oficina de la OSN me ha comunicado, que a mis conciertos las entradas estaban agotadas y esto no pasaba hacia años; obviamente es una combinación de al menos dos factores: el interés sobre la propuesta artística y la calidad en constante crecimiento de la ejecución de la OSN. Además sería importante recordar que no sólo el público ha definitivamente aumentado, sino que los jóvenes han vuelto a ir a escuchar los conciertos, cosa que habían dejado de hacer desde tiempo.

¿Es el auditorio Los Incas realmente idóneo para conciertos? la acústica es pésima

Definitivamente Los Incas no es una sala para conciertos. Esto es uno de los problemas que son evidentes y que sólo se podrían revolver si la OSN fuera independiente del INC, con su dirección artística y dirección administrativa. No se pueden imaginar cuantas veces la OSN ha sido mudada a otros espacios del Museo para sus ensayos, y esto porque el auditorio estaba alquilado para otras cosas, con un descuido total por las actividades musicales. Pero esto no debería sorprender: En el INC no hay ni una persona que tenga una mínima idea de cómo se gestiona una orquesta, sus músicos, sus artistas invitados... Por ejemplo, se le ha cortado el contrato a la arpista de la orquesta porque el número de los conciertos que ella tocaba en una temporada pareció a los administradores no justificara su puesto fijo. Es evidente para cualquiera que no tener una arpista estable en una orquesta sinfónica es lo mismo que no tener un primer oboe, pero, como los músicos de la OSN son tratados como empleados estatales, su trabajo y sus exigencias sufren de un descuido total.

¿Cómo va la relación con el INC hasta ahora?

A mi llegada a Lima el año pasado se me habían ofrecidos ciertas condiciones, las cuales se han cambiado después de algunos meses. Ya esto no me pareció correcto, pero pensé que al modificar las condiciones económicas se hubiera podido resolver más pronto el tema de mi posición laboral, para que fuera regularizada y formalizada. Acepté y solo acepté porque me encantaba trabajar con la OSN, y con paciencia regresé otras dos veces a Perú, en febrero y en mayo, siempre esperando respuestas y que se concretaran las cosas normales en una relación profesional, sobre todo con una institución del Estado. Hoy todavía yo no tengo un contrato regular y sobretodo no he sido pagado para el trabajo de este año (24 conciertos). Además, nunca hubiese pensado que se me hayan cancelado no uno sino tres artistas invitados, y esto sin que yo pudiera ni expresar mis consideraciones al respecto. Esto me pareció de verdad una falta de respeto imperdonable, sobretodo porque al no formalizar ni una invitación, el INC se libera de cualquier responsabilidad, así que el daño profesional y de imagen, una vez que se desinvita a un artista, es y ha sido todo mío.

Osea que no existe un contrato fijo para este año y el próximo

No.

Evidentemente vemos otro nuevo caso de maltrato... ¿Cuáles son las respuestas de Cecilia Bákula al respecto?

Ninguna. He escrito una carta oficial el pasado 5 de julio, con la cual yo pedía algunas cosas que me parecen normales. Son normales en cualquier lado del mundo, pero sólo al INC le parecen especiales. La carta estaba dirigida a Cecilia Bákula B. y en copia a Mauricio Salas (Director de Fomento de las Artes). Solo el me respondió y de verdad de una manera muy distante, que no daba ninguna esperanza de que ellos resolvieran con conciencia una situación problemática. Cecilia Bákula no respondió a esa carta, como nunca respondió desde hace algunos meses a mis correos electrónicos. Sobre todo cuando le pedía que me apoyara en revolver los problemas de las invitaciones que se cancelaban. En dos casos se han cancelado artistas invitados con más de un año de anticipación y sin que se me diera la posibilidad de resolver el tema. El primero fue un pianista que hubiese tenido que tocar el 4to. concierto de Beethoven y no vino porque el INC estaba ocupado con la Asamblea General de la OEA; Por esto yo había gestionado otra locación donde presentar el concierto, y solo pedí a Cecilia Bákula que me confirmara la posibilidad de revisarlo para que no se cancelara un concierto, además de un Ciclo integral Beethoven. Ninguna respuesta.
El segundo caso fue lo del Concierto de “Sembrando”, lo cual se planificó DESPUÉS del cierre de la Temporada OSN, cruzando la fecha con una invitación a un director húngaro que hubiese dirigido la 7ma. sinfonia de Bruckner, y esto sin ponerme al tanto de nada. A mi queja, Cecilia Bákula respondió «es evidente que yo hubiera esperado que (…) los propios músicos te informaran o comentaran de este hecho»; ¿me parece raro no? La informalidad es total y el descuido para las respectivas funciones igualmente: ¿dónde pasa que el Director Titular de una Orquesta sea informado de cambios en su planes de trabajos por su músicos? La respuesta es, definitivamente, en ningun lado del mundo.

¿Cuál crees que es la razón por la cual tanta informalidad dentro del INC?

Antes que todo, el considerar la OSN como un “ente opcional y no prioritario” es la razón por la cual se actúa siempre como si todo lo que está alrededor de la orquesta no fuera importante.
Segunda cosa, al no saber, nadie del INC, como se trabaja en una orquesta y, sobretodo, para hacer que una orquesta pueda trabajar, los errores son mayores que los aciertos, aun porque no se aceptan consejos de personas que deberían saber estas cosas, y, dicho sea de paso, al INC, si no se considera el director titular de la OSN y el director de la Juvenil, no hay NADIE que tenga la mínima idea de lo que es una orquesta.

En el Perú se acaba de abrir un Ministerio de Cultura. ¿Cuál crees que debería ser la posición del nuevo ministro frente a la OSN y los maltratos del INC?

La primera cosa que se debería hacer seria independizar la OSN. Una orquesta tiene que contar con un lugar para tocar, un lugar para ensayar, lugares adecuados para que los músicos puedan practicar. Además cada orquesta tiene su dirección artística, que no es solo una persona, sino un equipo de personas competentes en materia de programación artística y todo esto. A esto se adjunta una secretaria artística, con un inspector, un archivo, una secretaria de la orquesta, una secretaria particular para el director… es decir, un organismo totalmente autónomo e independiente, y además con su propia dirección administrativa. Hasta que no se consiga esto, la OSN está definitivamente destinada a quedarse en manos equivocadas.


Como extranjero, ¿cuál es la impresión que te llevas del gobierno por este trato?

No se qué pensar. Osea, seria culpable si yo generalizara y dijera que "en todo el Perú se actúa así", porque creo que no sería justo y honesto. Claro, mi experiencia peruana ha sido del 90% con el INC, y del INC no me llevo una impresión positiva. Pero tengo que hacer algunas precisiones: lo que me ha incomodado mas ha sido sobretodo la falta de comunicación entre el INC y yo, debida no a mí sino a ellos. Esto se ha ido traduciendo poco a poco en una falta de coordinación de las actividades de la OSN con el INC y, obviamente, como decía, en una total falta de respeto hacia mi figura profesional. El director titular de la OSN debería haber un canal preferencial con la dirección general del INC mismo y esto se ha realizado sólo en los primeros dos meses de mi estadía en Lima; luego no he logrado mantener una comunicación fluida, que trajo las consecuencias que he expresado antes.

¿Cuáles son los próximos pasos que tomarás respecto a esta inesperada y difícil situación?

Me parece que el INC debería tomar conciencia de que se me debe pagar por lo trabajado, antes que todo, y seria honorable que se me devolviera también la plata que yo gasté para cubrir la renta de un departamento que yo nunca había pedido y que he debido pagar con mi propia plata. Entonces, no sólo no he percibido mis honorarios, sino he gastado plata adicional. Yo creo que no es necesario hacer nada más que esperar que el INC se percate de que la situación está al límite de la realidad. Si ellos no se dieron cuenta hasta ahora, espero se den cuenta en consecuencia de estas comunicaciones con los medios. Creo que si tienen un orgullo y una posición visible, tendrían que cuidarla hacia su país, porque yo no tengo nada por que disculparme, y esta es la razón por la cual no me escondo, sino digo la verdad. ¿Pueden ellos decir lo mismo?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué íbamos a esperar? La informalidad de la que habla el Maestro Pagliari es la madre del cordero aqui. POr eso él recibió una versión distorsionada de la realidad. Sin apasionamiento les recuerdo que a Mina Maggiolo le dieron el peor trato en su momento y eso debió ser un precedente. Tampoco se le pagó e inclusive hubo una comunicación pública de protesta firmada por varios Directores musicales prestigiosos. Ahora sucede esto con Pagliari, una verdadera verguenza. Ni qué deecir de las condiciones laborales de los músicos en sí, que son maltratados sistemáticamente. Qué pena que la protesta solo sea nalgaria (blogs, facebook, etc). Creo que la barrera entre el refinamiento y lo pusilánime ya se hizo borrosa, no? Qué esperamos para sacar a María Cecilia Bákula primero y reorganizar la OSN por Dios!!
Susana Muñante

violinhunter dijo...

Que lastima todo esto. Los administradores se manejan como politicos comunes y corrientes. Plenamente demuestran que no saben lo que hacen!!!!