15 febrero 2011

"Nixon en China": La historia del mito, entrevista a sus creadores


A un cuarto de siglo de su estreno, sus creadores, el compositor John Adams y el director de escena, Peter Sellars discuten la creación de "Nixon in China" una de las obras maestras de la América contemporánea.

Texto y entrevista por Elena Park
traducción de Opera Perú

En 1985, en medio de la administración Reagan, tres jóvenes artistas - un compositor, poeta, y un director de escena - amontonados en una sala de conferencias del Kennedy Center en Washington, DC, comenzaron a esbozar los primeros planes para lo que sería una de las óperas más famosas de América. El tema histórico de la visita de Richard Nixon en 1972 a la República Popular de China, fue provocador, y de inmediato llamó la atención de la comunidad cultural del país. Desde su estreno en 1987 en Houston, "Nixon en China" desafió las convenciones operísticas que se tuvieron por mucho tiempo, con lo que las fuerzas de la historia contemporánea y sus líderes políticos llegaron a un nivel mítico del arte. La musica de John Adams, el libreto de Alice Goodman, y la puesta en escena Peter Sellars esta basada en gran parte por las imagenes de televisión y de periódicos, que junto a la coreografía creada por Mark Morris, produce una experiencia teatral que era a la vez divertida y profundamente sugerente. Casi 25 años después, en vísperas del estreno de "Nixon" en el Met, Adams y Sellars reflexionan sobre su labor pionera y creativa.

¿Cómo surgió la idea de esta ópera?

Peter Sellars: Trabajando en la "Armida" de Haydn, tratando de entender la guerra de Vietnam, saqué las memorias de Kissinger y estaba releyendo mi Mao. En medio de todo eso, pensé, "oh, hay una ópera en espera allí!

John Adams: Había hecho recientemente una banda sonora para un documental sobre Carl Jung y había estado escuchando por mucho tiempo las óperas de Wagner. Yo estaba pensando mucho sobre la creación de mitos , y eso me dio mucho ánimo de crear mi propia ópera, pero no tenía ni idea de cual tema debía ser. Entonces conocí a Peter en 1983, y me propuso esta idea e incluso el título de "Nixon en China". Mi primera respuesta fue bastante escéptica. Nixon era poco más que un tema de burla de cómicos nocturnos de la época. Pero finalmente me di cuenta que era una idea perfecta, y que era la hora de encontrar la mitología dentro de nuestra historia contemporánea propia.

Qué fue lo que lo hizo perfecto?

JA: Como estadounidenses, estamos obsesionados con nuestro presidente, porque esa persona encarna nuestra psique nacional, tanto en el lado oscuro - nuestra paranoia y nuestra tendencia al abuso de poder - y también nuestro idealismo y optimismo peculiarmente americano. Y, por supuesto, estos personajes, Nixon y Mao, dominaron mi propia psique juvenil mientras crecía en la década de 1960.

PS: Empezamos por los personajes que conocemos de los posters, los famosos villanos Mao Tse-Tung y Richard Nixon, el omnipresente Henry Kissinger, y su esposa, la señora Mao, la "Blanca de huesos del demonio", y Pat Nixon, "la Dama Solitaria de San Clemente". Precisamente porque creemos que lo sabemos todo acerca de estas personas, pero realmente apenas los conocemos.

JA: Ambos Nixon y Mao fueron caricaturas políticas hechas a sí mismas. Mao era una persona muy educada y culta, pero que construyó su propia personalidad política: el filósofo campesino que también es un astuto estratega militar. Nixon, por supuesto, se imaginaba como la representación de la gran "mayoría silenciosa" de la América de media clase. Él quería ser considerado como el arquetipo de hombre defensor de los valores de clase media. La gente ha olvidado cuan chocante fue ver a Nixon y Mao juntos, darse la mano y conversando. Después de todo, China se suponía era el oscuro imperio del mal. Recuerdo cómo la imagen de la Guerra Fría de Mao fue grabada en nuestra conciencia aquí en los EE.UU. Por lo tanto viaje de Nixon se convirtió rápidamente en una especie de momento mitológico. Pienso en ello como un choque de ideologías. Nixon representaba la economía de mercado, la idea de que no hay nada en la vida que no tuviera un precio. Y Mao, por supuesto, representando al estado de bienestar social al extremo, la idea de que nadie debería pasar hambre y que nadie debe ser inmensamente rico, pero que si no estás de acuerdo con el plan de gobierno eres reemplazable. Esta ópera se centra en un momento en que el comunismo era visto todavía como la principal amenaza para los valores liberales occidentales.

¿Por qué ustedes se oponen a que la gente etiquete Nixon, una "ópera de CNN"?

PS: Que quiero hacer hincapié en que es exactamente lo contrario. CNN es rápido, con reacciones instantáneas, y por supuesto con juicios apresurados. Esta obra va mas allá, se trata de una visión a largo plazo. Lo que la ópera ofrece es la poesía, es música. Alice Goodman ha tomado estos acontecimientos históricos y no los transforma en titulares, que reducen y simplifican, sino en poesía, que se expande y complejiza
.
JA: Alice tiene un don especial para moverse sin esfuerzo entre las declaraciones públicas y privadas de sus personajes. Ella le dio palabras de sinceridad genuina a Pat Nixon, pero luego se daba la vuelta y podia tener a la mujer de Mao entregar un aria asesina, por lo que se siente el terror de esta persona, Chiang Ching, quien, con solo chasquear los dedos, podría mandar ejecutar por un mínimo error político. Para Mao, Alicia encontró el tono exacto que usted lee en su libro rojo, todos los apotegmas que millones y millones de personas repiten con precisión robótica. Algunas de las líneas en el libreto de Alice se han convertido en clásicos. Mi favorito es cantada por la señora Mao: "En el seno de la historia, me chupé y oriné / irreflexiva y sin corazón, roja y ciega."

Usted ha dicho que los personajes literalmente daban para un tratamiento operático. La escritura vocal de cada personaje es muy distintivo.

JA: Parecía evidente que la música de Nixon sería blanca, de big band de los años 30 y principios de los 40, que es, por supuesto, el periodo cuando Dick y Pat se enamoraron. Pat Nixon es el modelo ideal del ama de casa republicana. Ella siempre suprime sus propias necesidades, su esposo es el evento principal. Su sonrisa es genuina, pero usted sabe que hay mucho dolor detrás de ella. Pat es la antípoda completa de Chiang Ching, que empezó como una actriz de cine, y luego se unió al Partido Comunista y con el tiempo se convirtió en la mente y la fuerza detrás de la catastrófica Revolución Cultural. Yo quería que ella fuera no sólo una cantante de coloratura chillante, sino también alguien que en el último acto de la ópera pueda revelar sus fantasías privadas, sus deseos eróticos, e incluso una conciencia trágica determinada. Nixon mismo es una especie de "Simon Boccanegra", un barítono melancólico, dubitativo, lírico, a veces auto-compasivo. Maoes el Mao de los grandes carteles y lo presento como un tenor dramático.

Háblenos de la escritura orquestal y coral.

JA: Es una orquesta corpulenta, muy pesada para el bronce, hay cuatro saxofones y un sintetizador. A veces, suena como la banda de Count Basie o la banda de Benny Goodman. Pero eso también me permite tener poder real cuando quiero llamar a la magnitud y el terror en la historia de China. Yo uso el coro en gran medida para evocar tanto la enormidad del paisaje y el misterio del pasado de China.

El barítono James Maddalena es extraordinario en el papel principal.

PS: Él habita en el personaje de Nixon con increíble profundidad y perspectiva, la neurosis, el humor extraño, y el sentido propio de Nixon de grandeza, auto-importancia, y la crueldad, sino también, junto con la feroz Janis Kelly, tierna y desgarradora Pat, que le da el remordimiento, la duda, el ángel bueno y el sentido privado de fracaso que no podía aparecer en público.
JA: James ha cantado el papel durante más de 20 años, y cada vez se pone mejor y mejor. Él es un gran actor, al oírle cantar el papel es como ver a Paul Scofield hacer "El rey Lear" o "Hamlet".

Mucho ha cambiado en el mundo desde que creó esta ópera.

PS: La historia misma ha cambiado. Sabemos mucho más ahora que lo que sabíamos en los años 80. Hay nuevas transcripciones de las cintas de Nixon desde la oficina oval, Robert Dallek nos ha dado destellos impactantes de la vida detrás de Nixon y Kissinger, hay nuevos materiales dramáticos acerca de Pat. Madame Mao fue juzgada y se suicidó unos años más tarde, mientras cosía muñecas de trapo con ojos de botón. El doctor de Mao ha escrito un libro con espeluznante y terrible detalle sobre las orgías, el sexo y la soledad en la Ciudad Prohibida en los últimos años del Presidente, incluyendo su venganza final sobre Chou En-Lai, al le niega el tratamiento médico de su cáncer de la vejiga para asegurarse que muriera antes que el. Historias de la Revolución Cultural han comenzado a aparecer, y ahora tenemos biografías de cada uno de los traductores de Mao, o "Maoettes" como los llamamos.

JA: Creo que los estadounidenses han olvidado cuan oscura y amenazadora fue retratada China. Es difícil para nosotros, retroceder en el tiempo y darnos cuenta del inmenso acto de provocación, no sólo para un presidente americano, pero para un presidente republicano de anunciar que iba a China. Hoy en día China es una extraña sociedad esquizofrénica, una economía agitada capitalista con un impulso casi incontrolable de desarrollo. Y sin embargo, sigue siendo políticamente un país comunista, una dictadura marxista al estilo antiguo.

PS: Las tablas económicas se han invertido: China es ahora nuestro banquero, y el presidente Hu visitará Washington este invierno para decirnos el valor del dólar de EE.UU., mientras que el capitalismo ya no quiere hacer a los chinos "como nosotros," está tratando de averiguar cómo hacer que occidente sea como China, con menos libertades, menos derechos, una mayor productividad y menores sueldos . La producción refleja esa evolución.