11 septiembre 2015

Natalie Dessay: "No volveré a la ópera"

© Simon Fowler
ENTREVISTA: Una de las cantantes de ópera mas relevantes y populares de los últimos tiempos, Natalie Dessay, habló sobre los nuevos retos que le trae esta nueva etapa en que se alejó del género lírico para explorar otros rubros.
Por Gonzalo Tello (Ópera Perú)
Años disfrutando de la ópera y cómo no haber sido impactados mas de una vez por el talento de la soprano Natalie Dessay, quien es considerada la artista mas importante que ha dado Francia desde Edith Piaf. Dessay, con su talento y versatilidad, es reverenciada como una superestrella, no solo en su país sino en todo el mundo.
Sigue a Ópera Perú en Facebook y Twitter.
Durante dos décadas encandiló al público con magníficas interpretaciones sobre los principales escenarios operísticos. Como soprano de coloratura, con voz ágil y brillante, deslumbró con versiones espectaculares en roles de Mozart, Händel y especialmente Offenbach, ya que en 1992 interpretó por primera vez a Olympia en sus cuentos de Hoffmann, en una puesta en escena de Roman Polanski en la Ópera de la Bastilla en París que catapultó su fama y para ella fue un punto de inicio en su carrera.
Dessay debutando el rol de Lucia en Lyon en 2002. © Virgin
Posteriormente, Dessay encarnó roles que iban mas de acuerdo a sus capacidades como actriz. Deslumbró en La Sonnambula de Bellini y La hija del regimiento de Donizetti. Luego llegaron roles emblemáticos como el de Lucia di Lammermoor de Donizetti, Ofelia en Hamlet de Thomas y Violetta en La Traviata de Verdi. También su versatilidad en roles de coloratura de Richard Strauss le dió triunfos, especialmente como Zerbinetta en Ariadne auf Naxos.

Aunque en 2002 pasó por una operación a sus cuerdas vocales, eso no mermó su crecimiento como cantante. Sin embargo, Dessay, en su búsqueda por crecer como artista, decidió dejar los escenarios de ópera debido a algunos problemas de salud que la hicieron cancelar varias producciones, pero sobretodo por buscar expresarse en diferentes escenarios, como en el teatro. Dessay no ha dejado la música, pues sigue dando recitales, y sobre todo está inmersa en este reciente proyecto del álbum "Entre elle et lui", con canciones compuestas y arregladas por el propio Michel Legrand. Ambos realizan giras junto a una banda interpretando estas canciones. Seremos privilegiados, junto a Brasil, de ser los únicos países del continente en recibir a estas grandes estrellas en un gran concierto este lunes 14 de setiembre en el Gran Teatro Nacional. Este evento es posible gracias a la Sociedad Filarmónica de Lima.
Tuve el placer de conversar con ella por teléfono desde París, y comentamos los detalles de esta nueva etapa en su carrera, en la que se siente revitalizada.
Foto promocional de una nueva producción de "La sonnambula" en el Met en 2008. © Brigitte Lacombe.
Has demostrado ser una artista completa y que una cantante de ópera no tiene por qué limitarse al género sino puede explayarse ampliamente en lo teatral. ¿Qué es lo que mas extrañas de la ópera y los teatros?
No extraño nada en realidad, pues ahora estoy haciendo teatro, es decir, teatro hablado. Estoy muy interesada en interpretar roles y no necesario hacerlo con una voz cantante. Yo me considero a mi misma una actriz, quien solía cantar, pero puedo hablar también. Estoy feliz en esta etapa.
Han habido otros espectáculos como "Los paraguas de Cherburgo" en los que también has participado recientemente.
Si, aunque también ahí fue con mi voz de cantante, aunque no haya sido una ópera. Pero he tenido experiencias con teatro hablado y fue fantástico. Fue un monólogo, tuve que actuar con palabras, sin canto. Me gustó mucho.
¿Y vas a mantener esos estilos, o eventualmente volverás a la ópera y combinarás los generos?
No volveré a la ópera. Aun sigo cantando música clásica en recitales, con lieder y melodías, y en conciertos con orquesta también. Pero no quiero volver a la ópera. ¿Por qúe debería? Hice todo lo que podía y no quiero repetirme una y otra vez.
¿Y no existe algun rol que quede que hayas querido o sea un "guilty pleasure"? Quizá música contemporánea o roles particulares como el de "Lulu".
No porque todos esos roles que me gustan no son para mi voz. Por ejemplo, Tosca, Brünnhilde, Salome, o cosas así. Una vez me propusieron cantar Lulu pero no pude aprenderlo, porque iba a tomarme demasiado tiempo para solo interpretarlo unas cinco o seis veces. Por supuesto que me arrepiento porque adoro la música de Alban Berg, pero por otro lado no lo lamento tanto porque escogí "vivir" (ríe).
Flórez y Dessay, inseparables compañeros sobre los escenarios © MET
Es difícil recordarte sobre la escena sin relacionarte con Juan Diego Flórez, famoso tenor peruano quien fue compañero importante durante tu carrera.
¡Famoso y grande! Tenemos grandes recuerdos juntos con nuestra "Hija del regimiento". Fue una experiencia fantástica que hicimos por todo el mundo y es un hito en mi vida artística.
¿Se mantienen en contacto? ¿Te ha hablado de Perú?
No, realmente. Fui invitada a su boda pero no pude asistir, así que estoy feliz de llegar a Perú finalmente. No he ido antes a sudamérica, solo fui una vez a Brasil, y será mi primera vez en Perú. No tengo idea de como es el público allá o que tipo de música les gusta, tengo mucha curiosidad de conocerlo y descubrir su maravilloso país.
A pesar de eso hay mucha gente que te sigue por haberte visto en otros teatros, a través de las transmisiones del Met en HD y por tus grabaciones.
Me da mucho gusto, aunque es preciso que sepan que esta vez no iré con mi voz operática, sino mi voz normal. Será algo diferente.
Hablemos de esta nueva etapa en tu carrera. ¿Cómo llegó la idea de trabajar con Michel Legrand? El me comentó que escogiste las canciones de este álbum, el hizo los arreglos y ambos prepararon este álbum "Entre elle et lui". 
Hace unos cinco o seis años mi amigo Laurent Pelly, el famoso director de ópera, vino a mi y me dió carta blanca para preparar un espectáculo. Me preguntó, "si tuvieras un sueño ¿cuál sería?". Recuerdo que le dije "Mi gran sueño sueño sería cantar la música de Michel Legrand". Me dijo "Ok, hagámoslo". Así es como llegúe a Michel, preparé 20 canciones y Laurent hizo una producción para solo dos funciones. Luego, como no pudimos hacer el montaje de nuevo, volví a Michel y le propuse hacer conciertos con él, sin la escena, solo con la música. Así lo hicimos. 
Michel Legrand también me comentó que tienen otros proyectos juntos mas adelante.
Ahora estamos trabajando en un segundo álbum con nuevas canciones menos conocidas, y tenemos otro proyecto con un ciclo clásico de doce canciones. Será sobre la historia de una mujer, desde el nacimiento hasta la muerte.
¿Son canciones compuestas especialmente para este proyecto?
En realidad fueron compuestas para Barbra Streisand, pero no pudo sacar el proyecto por alguna razón. Realmente quiero hacerlas y espero podamos lograrlo.
Muchas cantantes de ópera famosas han interpretado ´crossover´ en canciones, jazz o música de cabaret. ¿Qué hace especial o diferente que Natalie Dessay lo haga en esta nueva etapa?
Primero que no lo hago con mi voz operística, lo cual, pienso, es interesante, aunque mi voz noble no sea como la de Barbra Streisand o Ella Fitzgerald por supuesto. Es una voz simple. Yo amo profundamente esta música y tengo una conexión directa con ella.
© Simon Fowler
SOBRE NATALIE DESSAY
Natalie Dessay es una de las más grandes estrellas del mundo de la ópera de hoy en día. Inicialmente, Dessay se hizo de una reputación como soprano de coloratura. Es una admirada intérprete de bel canto y de heroínas líricas como Violetta (La Traviata), Lucia di Lammermoor, Marie (La fille du régiment), Amina (La Sonnambula), Pamina (Die Zauberflöte), Manon, Juliette, Ofelia (Hamlet) y Cleopatra (Julio César).
En 1992 interpretó por primera vez a Olympia en Los cuentos de Hoffmann, de Jacques Offenbach, en una puesta en escena de Roman Polanski en la Ópera de la Bastilla en París. Al año siguiente fue invitada por la Ópera Estatal de Viena para interpretar a Blondchen (de El rapto en el Serrallo). En 1993 fue nuevamente Olympia en la producción inaugural de la reconstruida Ópera de Lyon, y en el 2001 interpretó el rol de  ocho diferentes puestas en escena de Hoffmann, incluyendo su debut en La Scala de Milan. En 1994 hace su debut en el Metropolitan Opera de Nueva York, interpretando el rol de Fiakermilli de Arabella de Richard Strauss, regresando en 1997 como Zerbinetta y en 1998 como Olympia.
En el 2001 la carrera de la soprano entró a una nueva fase, cuando hizo realidad su deseo de interpretar a Lucia di Lammermoor de Donizetti. Su participación en La hija del regimiento de Donizetti la hizo triunfar en 2007 en una ingeniosa puesta en escena de Laurent Pelly que fue montada en Londres, Viena y Nueva York. Por su interpretación se hizo merecedora del Premio Laurence Olivier, considerado como el más prestigioso galardón de las artes escénicas en Gran Bretaña. En 2009 Dessay asumió nuevamente el papel de Amina, esta vez en una nueva producción del Metropolitan Opera. Otra nueva producción de La Sonnambula, realizada en París y Viena, continuó en el 2010. En el 2011 trajo su primera Cleopatra en Julio César en Egipto, de Handel, nuevamente a la Ópera de París, en una puesta en escena dirigida por Laurent Pelly y Emmanuelle Haïm.