25 octubre 2010

"Boris Godunov" nos muestra lo brutal de nuestras sociedades

René Pape brilla en producción macabra de Wadsworth y dirección impecable de Gergiev

Por Gonzalo Tello
Operaperu.com
Fotos cortesía de The Metropolitan Opera


"Boris Godunov” obra cumbre de Modest Mussorgky, fue transmitida este sábado en vivo a más de 1000 salas de cine en 45 países. Lima como siempre formo parte de este evento, el cual se transmitió entre las 11 am y las 3:35 pm. En una sala casi llena, el publico disfrutó los cinco actos que esta obra rusa contiene, atento y ávido de entender la historia y disfrutar de la música y sus intérpretes.

Esta transmisión causa interés debido a que en esta nueva produccion de Stephen Wadsworth, debuta el bajo alemán René Pape en el rol de Boris Godunov, el que ya había interpretado antes pero por primera vez en este teatro. El resto del elenco es totalmente ruso, salvo Pape. Gergiev destaca con una lectura dinámica, fresca y precisa, y expresa estas características desde la orquesta.

Como ya se había comentado antes, el director alemán Peter Stein renunció a dirigir esta produccion, por lo que Stephen Wadsworth la asumió, tomando el trabajo avanzado por el escenógrafo Ferdinand Wögerbauer y la vestuarista Moidele Bickel y adaptándolo a su propia visión de la obra.

Mussorgsky escribió texto y música de esta obra, la cual tiene una historia de adaptaciones y reorquestaciones variadas que merecen un capítulo aparte. Cabe destacar que esta versión escogída por Gergiev, contiene la orquestación original del compositor. Otros compositores como Rimsky Korsakov o Shostakovich le dieron un matiz más poderoso y duro a esta música. Mussorgsky conserva una partitura poderosa en melodía pero simple, no abusando de los metales ni percusión como los otros orquestadores.

René Pape fue un Boris poderoso, aunque en su propio estilo. Sin la fuerza y dramatismo que muchos otros bajos recordados, Pape le dio un matiz de realismo desgraciado a Boris, y muy conmovedor en la escena de la muerte. Destacan casi todos los personajes. Especialmente el Coro del Met, el cual tiene que interpretar una partitura muy difícil y estar permanentemente sobre escena. El tenor ruso Aleksandrs Antonenko fue impecable como Grigory, quien se hace pasar por un falso Dimitri, verdadero heredero del trono.

Aleksandrs Antonenko como Gregory, el falso Dimitri quien usurpará el trono del Zar.

Sinceramente con este equipo esperaba más. Wadsworth tiene una visión muy interesante de la obra, y a través de movimiento escénico muy orientado a lo cinematográfico, logra escenas crudas y realistas, sobre todo cuando trabaja con los coros. Desde el preludio de la obra, vemos a un Boris trastocado y confundido que se topa con un pordiosero, el cual volverá a ver años después cuando es Zar y será quien la diga “Señor, unos niños me robaron, por favor, mátelos como hizo con el heredero al trono Dimitri”. Este mismo personaje (conocido como el santo loco) será el que cierre la opera lamentándose del destino fatídico de su madre patria. Ciertamente, esta ópera habla de ese periodo fatídico en que asesinos y usurpadores se disputaban el trono.

"- Reza por mi - No puedo rezar por un Zar Herodes"

También ilustra de forma cruda lo cruel y despiadada que pueden ser nuestras sociedades, y como no hemos aprendido la lección, por lo cual estamos condenados a cometer los mismos errores y repetir los procesos más oscuros de nuestra historia. Wadsworth trabaja independientemente con cada actor y cantante, y eso se muestra por la elasticidad que consigue en la expresión corporal de cada uno. Hay elementos que estan en el texto y se ven en esta producción, pero no están bien resueltos y no tienen un fin claro. Uno de los cuales es el gran libro en el piso durante todas escenas de la obra. ¿Un elemento para marcar la historia? posiblemente.

Esta transmisión en HD trae un elemento muy conveniente para esta producción: Se centra en primeros planos, y una excelente dirección de cámaras, la cual le da un realismo de película a esta representación en vivo. Esto ayuda a apreciar una obra que sufrió con una escenografía muy simple y nada digna de sus personajes. La escenografía se ve pobre y los vestuarios poco suntuosos. Bickel fue nominada al Oscar por “La Reina Margot” por lo cual las expectativas de vestuario fueron altas. Las ideas de cambios rápidos de escena de Wögerbauer no fueron suficientes y deslucieron la majestuosidad que se podía esperar. Este Boris fue uno casi minimalista. No es algo malo, pero si que nos deja deseando algo más.


La grandiosa "Boris Godunov" se repite este lunes y próximo sábado en diferido en UVK Larcomar.

Modest Mussorgsky
BORIS GODUNOV (NUEVA PRODUCCIÓN)

Producción: Stephen Wadsworth
Director: Valery Gergiev (Rusia)

BORIS GODUNOV: René Pape, bajo (Alemania)
MARINA: Ekaterina Semenchuk, mezzosoprano (Rusia)
DIMITRI: Aleksandrs Antonenko, tenor (Rusia)
SHUISKY: Oleg Balasohv, tenor (Rusia)
RANGONI: Evgeny Nikitin, barítono (Rusia)
PIMEN: Mikhail Petrenko, bajo (Rusia)
VARLAAM: Vladimir Ognovenko, bajo (Rusia)

Sábado 23 de octubre 2010, 11:00 (en vivo)
Lunes 25 de octubre, 7:30 p.m (en diferido)
Sábado 30 de octubre, 12:00 (en diferido)

1 comentario:

operomano88 dijo...

Comparto sus opiniones respecto a éste Boris Godunov visto en directo. Cuando pienso en la Rusia del siglo XVI, se me viene a la mente el arte de aquella película de Eisenstein, aquella opulencia, cosa que no fue muy explotada en éste Boris. Respecto a los cantantes, efectivamente, ha sido René Pape quién se ha llevado las palmas justamente, al lado de Aleksandrs Antonenko. Parte del éxito de ésta función fue gracias al gran Valery Gergiev y es justo reconocerlo.

De igual manera le invito a que visite mi blog: http://operomano88.wordpress.com/

Saludos cordiales