18 octubre 2010

Juan Diego Flórez generó gran expectativa en Santiago de Chile

lleno total y gran expectativa en Santiago (Foto: El Mercurio)


El gran tenor peruano fue aplaudido como pocas veces se ha visto en el Teatro Municipal. Su presentación fue seguida por cerca de mil quinientas personas a través de dos pantallas gigantes en la calle Agustinas.

Por C.Rojas / D.Silva / M.Lennon (El Mercurio)

"Extraordinario. Todo el mundo debería conocer a este gran tenor, ojalá que se repita", comentó emocionada Marina Contreras, de 70 años, luego de ver la primera y única presentación que el gran tenor Juan Diego Flórez dio ayer en Chile, en el Teatro Municipal de Santiago. El coliseo se encontraba a tablero vuelto, e incluso se instalaron dos filas de asientos extras para albergar más espectadores. Dos pantallas gigantes transmitieron el concierto hacia la calle Agustinas, donde otras mil quinientas personas pudieron verlo desde sus sillas -no hubo graderías.

Los espectadores comenzaron a llegar afuera del teatro a las 16:30 horas, y esperaron sin intimidarse por el frío. Hasta que a las 19:30 horas comenzó la función, que estaba destinada a recaudar fondos para la reconstrucción del Municipal por los daños del terremoto, y fue realizada gracias al apoyo del Banco Santander y de LAN Airlines.

Al aparecer la Orquesta Filarmónica de Santiago, que fue dirigida por Alessandro Vitiello, el público guardó un respetuoso silencio para escuchar la primera pieza: la Obertura de "La Cenicienta" (Rossini). Flórez apareció luego con "Sì, ritrovarla io giuro", y al instante emocionó a los presentes. Al terminar el fragmento, los aplausos se mantuvieron por más de 40 segundos. Continuó con su repertorio compuesto de selecciones de Rossini, Bellini y Donizetti, y al presentar su última pieza tuvo unas palabras especiales: "'Ah, mes amis' (Donizetti), que significa 'Ah, mis amigos', se la dedico a los mineros".

"Es un gran cantante, y yo que lo he visto en vivo en La Scala de Milán y en el Met, puedo asegurar que con esta transmisión a través de las pantallas no se pierde mucho de su presentación", dice Luis Felipe Prats, espectador de 55 años. La peruana Karina Valladares (35) opina: "Es un gran orgullo que haya venido a Chile y nos represente tan bien a todos los peruanos. Lo conozco bastante, pero ésta será la primera vez que lo escucho en vivo, porque no suele cantar en Perú. Lo que más me conmueve es cuando interpreta temas andinos, los nuestros".

Y eso justamente fue lo que hizo en su tercer encore : "La flor de la canela", de Chabuca Granda. Luego de éste, debió salir a saludar cinco veces más, y se retiró del escenario con toda la orquesta.

Una vez terminado el concierto, Flórez recibió en su camarín a unas cincuenta personas, entre operáticos y miembros de la comunidad peruana en Chile, con las que se dio el tiempo de conversar y tomarse fotos. Ahí confesó a "El Mercurio": "El público estuvo maravilloso, ojalá pueda volver pronto".