27 noviembre 2012

Continúa temporada "Met Live in HD" con "La Clemenza di Tito" de Mozart


Continúa esta temporada de óperas transmitidas en vivo desde The Metropolitan Opera de Nueva York siempre vía satélite a UVK Larcomar. Este 1 ro de diciembre veremos la última ópera y una pequeña joya del compositor austriaco Wolfgang Amadeus Mozart. Esta es una producción clásica del famoso director Jean-Pierre Ponelle, reconocido por el cuidado de sus escenografías y vestuarios.



Lo más destacado de este revival es el reparto, encabezado por grandes voces de la lírica actual como son Giuseppe Filianoti, Barbara Frittoli y Elīna Garanča, además de grandes intérpretes. Ademas de ser dirigido por un experto en música antigua, Harry Bicket.



La Tertulia para hablar de esta obra sera este martes 27 desde las 7:30 pm como siempre en el Crowne Plaza Lima Hotel, y contaremos con la participación de Wilson Hidalgo.

La transmisión en vivo sera este sábado 1 de diciembre desde las 12:55 pm en UVK Larcomar, con repeticiones el lunes 3 y miércoles 5 a las 7 pm, tambien en UVK Larcomar. Las entradas ya están a la venta para cualquiera de las funciones.


La Clemenza di Tito
Argumento (Gracias a TodoOpera)

La Acción en Roma en el Año 79 Durante el Imperio de Tito Vespasiano. Opera en dos actos (1791)
acto primero
Cuadro Primero: Aposento de Vitellia
Vitellia, hija del emperador Vitellius destronado por el padre de Tito Vespasiano, se siente desdeñada por este soberano de quien está enamorada. Tito en cambio ama a Berenice, princesa de Judea, a la que el pueblo romano considera con desprecio. Sesto, a su vez atraído por Vitellia, es convencido por ésta para encabezar una conspiración contra Tito. Annio, joven patricio romano llega para informar a Vitellia que el emperador ha mandado a Berenice de vuelta a su patria. Vitellia recobra entonces sus esperanzas y pide a Sesto que postergue la ejecución de los planes proyectados. Annio recuerda a Sesto que le a prometido la mano de su hermana Servilia, confiando también que el Emperador le otorgará su consentimiento.
Cuadro Segundo: Una Plaza en Roma
Tito es aclamado por el pueblo. El Senado quiere consagrarle un templo y los representantes de las provincias le ofrecen ricos tributos. El Emperador desea, en cambio, que esos tesoros sean distribuidos entre quienes sufrieron los estragos de una reciente erupción volcánica. Tito comunica luego a Sesto que a decidido tomar por esposa a Servilia. Annio, profundamente conmovido por la inesperada revelación, acepta abnegadamente la elección del soberano, renunciando, con gran sorpresa de Sesto, al amor de Servilia ya que no quiere privar a su amada el alto honor que Tito le dispensa.
Cuadro Tercero: Un Jardín
En emocionado coloquio Annio anuncia a Servilia la decisión del Emperador, la joven, sorprendida por la insólita noticia, desecha la posibilidad de compartir el trono imperial, pues quiere permanecer fiel a su amado. Annio ve entonces renacer sus esperanzas
Cuadro Cuarto: Sala de sesiones del Capitolio
Publio informa a Tito que algunos ciudadanos han ofendido la memoria de los antiguos césares y que también han osado mancillar su augusta dignidad. Tito, magnánimamente dice que si éstos han procedido con ligereza no le preocupan sus nombres y si han obrado por malicia los perdona. Servilia se presenta ante Tito y es saludada por éste con el nombre de Augusta. La joven le responde que si la desea por esposa acepta la decisi&oacuten imperial, pero su corazón está destinado a Annio. Ante la confesión de Servilia, Tito la une a su amado y exalta su ejemplo de fidelidad.
Al enterarse que Tito desea elevar a Servilia al rango de emperatriz, Vitellia siente renacer los celos y su sed de venganza. Acicateada por el odio logra incitar a Sesto para que apresure la acción de los conjurados. Luego de despedirse de su amada, Sesto se retira dispuesto a dar cumplimiento a sus designios. Poco después Publio y Annio comunican a Vitellia que el Emperador ha resuelto tomarla como esposa. Presa de gran agitación Vitellia anhela alcanzar a Sesto par impedir el golpe.
Cuadro Cuarto: Plaza ante el capitolio
Sesto, en inquietante lucha de sentimientos, intenta desistir de sus propósitos pero cuando quiere ponerse de parte de Tito la conjuración ya está en marcha y las llamas invaden el Capitolio. En ese momento Publio anuncia la rebelión y expone sus temores por la suerte de Tito. Llega Vitellia en busca de Sesto pero éste vuelve trayendo la noticia que Tito ha muerto. El pueblo, acongojado, llora la pérdida de su Emperador.
acto segundo
Cuadro Primero: Junto a las tumbas de la Via Appia
Sesto se dispone a huir. Annio trata de detenerlo revelándole que Tito no fue asesinado. Sesto, convencido de que el golpe ha sido certero, tan sólo desea desaparecer descubriéndose ante Annio como principal ejecutor del atentado. A pesar de esta confesión Annio le aconseja permanecer aún junto a Tito. Vitellia, temerosa de que se descubra la verdad, sugiere la huida pero en ese momento se presenta Publio con los pretorianos dispuestos a detener a Sesto a quien exige la entrega de la espada. Tito no ha muerto; en realidad el herido fue Léntulo, quien llevaba el manto imperial. Vitellia da muestras de arrepentimiento por haber causado la desgracia del joven patricio.
Cuadro Segundo: Ruinas del Capitolio
El pueblo de Roma y los patricios saludan con profunda y reverente emoción la presencia de Tito. El emperador no puede convencerse de que Sesto lo haya traicionado. Publio le dice entonces que no todos los subditos poseen los nobles sentimientos de Tito y se aleja para informarse de la decisión del Senado.
Annio implora el perdón para su desdichado amigo y poco después Publio confirma la confesión de Sesto y su condena a muerte. El emperador, con el corazón oprimido, medita si debe o no firmar la sentencia. Dudando aún de la culpabilidad de Sesto hace comparecer al acusado y despojándose de su augusta autoridad trata de obtener su verdadera confesi&oacuten. Sesto no quiere delatar a Vitellia y el emperador comprende entonces que éste oculta la verdad. El joven se declara traidor y reclama ardientemente la muerte.
Tito expresa la confusión de sus sentimientos, ahora sometidos a tan dura prueba debatiéndose entre el deber y la amistad, ya que desea seguir gobernando sin rigor ganándose el afecto de todos sus súbditos.
Vitellia cree que Sesto ha revelado la verdad y espera el castigo, pero Annio y Servilia le dicen que Sesto ha guardado silencio. Vitellia comprende entonces el verdadero amor del joven decide sacrificarse y descubrir a Tito el motivo que la llevara a instigar la conspiración.
CuadroTercero: El Coliseo
La presencia de Tito es aclamada por senadores, patricios y pueblo reunidos en el anfiteatro donde se dará cumplimiento a la sentencia de Sesto. Tito ordena que éste sea conducido a su presencia. Annio y Servilia interceden una vez más por el desdichado. Vitellia confiesa entonces su culpabilidad. La sorpresa del Emperador es inmensa: ¿ Cuántos son el realidad los traidores?. Reclama el castigo para ella declarándose única responsable del hecho.
En un gesto de magnánima proyección la clemencia de Tito se hace presente con el perdón de los ofensores: "Vediamo, se piú costante sia l´altrui perfidia, o la clemenza mia".