15 abril 2014

Sinfónica juvenil en concierto de temporada: Comentarios

OSNJ y director Gil Jardim
Domingo 13 de abril, Gran Teatro Nacional. Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil. Director invitado: Gil Jardim. Solista: Huber López.
Por Gonzalo Tello (Ópera Perú).- La Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil inicia su temporada 2014 con un concierto en el Gran Teatro Nacional. Luego de su participación junto a la sinfónica arequipeña en la Novena sinfonía de Beethoven, esta vez presentaron un repertorio clásico propio de esta orquesta. Para esto se tuvo a un director invitado, el brasileño Gil Jardim,  con amplia experiencia en orquestas de su país y como docente, habiendo trabajado sobretodo en Sao Paulo.
El programa se inició con el Preludio de la Bachiana brasileira no. 4 de Heitor Villa-Lobos. Este debe ser el compositor mas famoso de Brasil y sus Bachianas Brasileiras sus obras mas reconocidas a nivel mundial. El mismo Jardim parece ser un experto en esta obra, habiendo sustentado su tesis de docente en la no. 7 específicamente. El Preludio de la no. 4 fue adaptada del piano a orquesta de cuerdas. Esta obra tiene un sonido melancólico noble, con un solo de violín algo lírico. caracteriza en la dirección de Jardim la sobriedad y el control sobre las cuerdas.
Luego vino el turno del solista peruano Huber López interpretando el vituoso e infrecuente concierto para trompeta y orquesta Op. 18 del alemán Oskar Böhme, el único concierto para este instrumento de la era romántica. La obra se inicia con un Allegro moderato en una dramática introducción de las cuerdas y trombones, y el lirismo e inspiración melódica nos remiten a Chopin, incluso por momentos a Liszt. La trompeta de López estuvo algo fría al inicio pero denotó lirismo e iba con la inspirada melodía. La partitura, virtuosa por momentos, se le iba de las manos en los momentos mas vertiginosos. Ese primer movimiento suena inspirado en las marchas italianas. El segundo movimiento, Adagio religioso, fue bastante breve y presenta ciertas reminiscencias de Schumann y Brahms, pero atreviéndose a la audacia orquestal de Wagner. El Allegreto iba en la misma línea del anterior, finalizando en un Rondo, allegro scherzando. Un concierto que valió la pena escuchar y conocer.
El programa terminó sin intermedios con la Sinfonía no. 4 "Italiana" de Felix Mendelssohn. En cuatro movimientos, la orquesta mostró brillantez y exhuberancia durante la obra.
El programa de mano es bastante pobre en información. Ni siquiera contiene los movimientos del concierto y la sinfonía Esto está mal, sobretodo si hay tanto joven que comienza a conocer estas obras y compositores, lo mejor que se puede hacer es darle todas las herramientas para que se lleven una experiencia plena. Hubiera sido bueno ampliar el detalle de las biografías de los compositores y mayor detalle en las obras y no quedar en el mero telegrama.
Es una gran iniciativa de esta orquesta, dirigida por Pablo Sabat realizar además de sus conciertos de temporada, ciclos de cámara con los que los jóvenes músicos pueden explorar mucho mas repertorio de una manera mas cercana. El primero fue hace pocas semanas y el próximo será el sábado 26 de abril a las 8 pm. en el Museo de Arte de Lima MALI. Ofrecerán el Octeto de cuerdas Op. 20 de Mendelssohn. La entrada es Libre. Su próximo concierto de temporada será el domingo 15 de junio dirigidos por su titular Pablo Sabat.