10 abril 2014

Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil en concierto este domingo

safe_image(Difusión GTN) La joven y talentosa orquesta ofrecerá un concierto este domingo 13 de abril a las 5:30 pm en el Gran Teatro Nacional bajo la batura del director brasileño Gil Jardim y la participación del trompetista peruano Huber López, integrante de la orquesta, como solista. El programa incluye Bachianas Brasileiras No. 4: Preludio, de Heitor Villa-Lobos, Concierto para trompeta, de Oskar Böhme y la Sinfonía No. 4 en la mayor “Italiana”, de Felix Mendelssohn.
Las Bachianas Brasileiras son una colección de nueve suites que compuso el brasileño Heitor Villa-Lobos entre los años 1930 y 1945, para varias combinaciones de instrumentos. En ellas el autor quiso adaptar algunas de las técnicas de composición barrocas de J. S. Bach a la música popular brasileña. La mayoría de movimientos de cada suite llevan un título barroco y uno brasileño. La Bachiana Brasileira No. 4 fue compuesta originalmente para piano, y mientras que el Preludio fue arreglado para el compositor para cuerdas solamente, el resto de la obra emplea la orquesta completa.

Nacido en Potschappel, cerca de Dresden (Alemania), Oskar Böhme desarrolló su carrera temprana luego de graduarse en el famoso Conservatorio de Música de Leipzig. Posteriormente actuó en Budapest para luego trasladarse a Rusia, donde perteneció a importantes orquestas de ópera, entre ellas la del Teatro Mariinsky, y enseñó en San Petersburgo. Durante el gobierno de Stalin fue exiliado a Oremburgo debido a su origen alemán y se cree que falleció en esa ciudad en 1938. 
La producción de Böhme es pequeña, y entre ella destaca su Concierto para Trompeta Op. 18, la única obra dedicada a este instrumento en el período romántico para la combinación de solista con orquesta. Las obras de este compositor han empezado a recibir mayor atención luego del período de oscuridad por el que atravesaron durante la época estalinista.


Durante uno de sus viajes de juventud por Italia en 1830, Mendelssohn empezó la composición de su primer concierto para piano y de la sinfonía “Italiana”. La primera ejecución de la obra tuvo lugar en Londres el 13 de mayo de 1833. El estreno en Alemania se realizó casi dos años después de la muerte del compositor y la publicación fue en el año 1851. Mendelssohn comentó alguna vez que todo lo italiano se encuentra en esta sinfonía: su gente, sus paisajes, su arte. El ritmo subyacente del primer movimiento sugiere una tarantella; el segundo movimiento pudo haber sido inspirado por una procesión de peregrinos. El tercero, es un minuet y el finale, lo más italiano de toda la composición, está escrito en el estilo de un saltarello, una danza popular que data del siglo XVI.
Las entradas se venden el Teleticket y boletería del GTN.