21 julio 2014

Javier Perianes imprimió lujo a temporada de OSN


Por Gonzalo Tello (Ópera Perú).- Este viernes la OSN presentó dentro de su temporada de invierno un programa de alto nivel, tanto en repertorio como en preparación. La cita era especial, ya que se presentaba al pianista español Javier Perianes, uno de los solistas mas importantes del mundo y que paraba en nuestra ciudad dentro de una gira sudamericana que solo lo trajo a Medellín, Bogotá, Lima y Buenos Aires. Perianes, muy joven el, aún no llega a los 40 años, ya nos había visitado una vez para interpretar el famoso concierto no. 2 de Rachmaninov. En estos cinco años desde su primera visita el se ha presentado en los principales escenarios del mundo y ha trabajado con los mas importantes directores y orquestas. En esta segunda visita interpretó el concierto para piano y orquesta de Edvarg Grieg, como el mismo comenta, compositor protagonista de un próximo lanzamiento dicográfico bajo el sello Harmonia Mundi, del cual es un "artista mimado".
La OSN, dirigida por su titular Fernando Valcárcel, inició el programa con el Preludio y muerte de amor, pieza sinfónica de "Tristán und Isolde" de Richard Wagner. Esta es una versión en concierto que une el inicio con el final de la ópera, pero la parte solista de la soprano es suprimida. Esta versión fue presentada por Wagner años antes del estreno de la ópera y fue catalogada por el mismo como "Muerte de amor" y "Transfiguración". El famoso "acorde de Tristan" es el gran protagonista, una audacia totalmente revolucionaria que marca el paso de la armonía a la disonancia y la atonalidad, muy presentes en el siglo XX
La OSN, ante una obra compleja dio una interpretación satisfactoria y emocionante. Desde el sonido íntimo e inspirado de los cellos en diálogo con los violines a las entradas de los vientos y el control de los metales. El preludio fue mas parejo que la transfiguración, sin embargo el resultado fue espectacular. Cuan trascendental y penetrante puede ser la música de Wagner, y sobretodo su obra mas íntima y mejor lograda.  
Comentario aparte, ya uno cae pesado repitiendo siempre lo mismo, pero cansa estarse quejardo de la falta de afinación y atención de los cornos en todo lo que la OSN toque, el único elemento fuera de inspiración.
Luego, dentro del ciclo de obras en homenaje al compositor peruano Celso Garrido-Lecca, se estrenó en Perú "Laudes II" obra de la tercera etapa compositiva del peruano, y dedicada a la Camerata de México en 1994. Obra en tres partes que destaca por un amplio uso de la percusión. Lamentablemente, como suele pasar con compositores o intérpretes peruanos, no suele haber mucha información disponible para poder profundizar mas en este tipo de obras que son ajenas a las masas, lo cual limita su posteridad. Laudes II es una obra breve pero poderosa, muestra armonías peculiares que lo mantienen a uno en suspenso. Por suerte podemos acceder de forma gratuita a grabaciones de obras de este compositor gracias a Clásicos Peruanos, que la pone a disposición.
El concierto para piano y orquesta de Edvard Grieg es de los mas conocidos del repertorio, sin embargo, no es tan frecuente en nuestro medio. El sonido nórdico de Grieg, como Sibelius u otros siempre es bien recibido y apreciado. Perianes le imprimió mucho virtuosismo y vena al piano, secundado de ejemplar manera por la orquesta.
El cuidado con que este programa fue ejecutado demuestra las capacidades que tiene la orquesta, quizá no con todo los repertorios, pero si con algunos que le son mas afines. Resulta importante ver cual es la mejor manera de trabajar, ya que se tienen muchos directores invitados y los resultados no siempre son parejos. Las obras que vienen por delante son todo un reto: Ligeti, Strauss, Penderecki y Mahler, por solo mencionar algunos, pondrán en evidencia los resultados de un plan de trabajo de años que hasta el momento nos ha dado muchas satisfacciones. Esperemos que se pase el reto y se siga adelante.