07 septiembre 2014

Entrevista: Vladimir Ashkenazy llega al Perú

Foto: Difusión SFL
Por Gonzalo Tello para el diario El Comercio (publicado en Luces, el sábado 6 de setiembre de 2014).
En los años cincuenta, la Unión Soviética creó la famosa Competencia de Piano "Tchaikovsky" para demostrar su poderío artístico al mundo. Grande fue su vergüenza cuando en su primera edición de 1955 el ganador fue el americano Van Cliburn. Así que en la siguiente edición de 1962 los soviéticos pusieron todo su esfuerzo en un joven pianista llamado Vladimir Ashkenazy, quien, inconforme con el régimen, fue obligado a competir. Aun así ganó el primer premio y fue la carta de presentación de la URSS en plena Guerra Fría. Mas adelante, Ashkenazy decidió en un viaje quedarse en Londres y no volver más a su patria. En sus memorias, Nikita Kruschev describe este hecho y explica su decisión de no obligarlo a volver, para no volverlo “anti soviético”.
Ashkenazy al piano en los años 60. (Decca)
En occidente, Ashkenazy desarrolla una carrera única como pianista. Lleva más de 50 años como artista del sello Decca y ha grabado decenas de discos con versiones integrales de los principales compositores, desde Bach hasta Shostakovich, compositor ruso del siglo XX a quién además conoció. Ha ganado muchas veces el Grammy y como pianista es una eminencia a nivel mundial. Como director de orquesta ha grabado y estado al frente de la Royal Philharmonic, Orquesta Filarmónica Checa y la Orquesta Sinfónica NHK de Japón. Actualmente es Director Laureado de la prestigiosa Philharmonia Orchestra, creada por Karajan y una de las mejores orquestas del mundo. También es Director Honorífico de la Orquesta Filarmónica Real y de la Orquesta Sinfónica de Islandia, y director musical de la Orquesta Juvenil de la Unión Europea, a la que dirige regularmente.
Ashkenazy llega a Lima por primera vez con este lujo de orquesta, la Philharmonia Orchestra, gracias a la Sociedad Filarmónica de Lima, para dirigirla en un único concierto en el Gran Teatro Nacional este 11 de setiembre.
Muy cordial, recibió mi llamada mientras paseaba en su yate en el mar abierto de Atenas, descansando antes de embarcarse en esta gira que lo trae a México, Perú, Colombia y Brasil durante septiembre. 
Maestro Ashkenazy, ¿Cuáles son sus expectativas con nuestro público en su primera visita a Lima?
He estado muchas veces en Sudamérica pero nunca en Perú. No sé mucho más que temas históricos, así que tengo mucha expectativa de conocer su país.
 ¿Cómo comenzó su relación con la Philharmonia? ¿Cómo la mantiene y que siente trabajar con una orquesta con esa rica historia? 
Tenemos una muy larga y estrecha relación. Fue la primera orquesta internacional que dirigí, en los años 70. Me nombraron Director Laureado y estoy feliz de dirigirla muchas veces cada año, sobretodo en giras internacionales. Estamos ansiosos de comenzar este tour sudamericano, que incluye Perú.
 ¿Por qué ha escogido este repertorio para su presentación en Lima, con dos obras reconocidas rusas de Glinka y Tchaikovsky, y una sinfonía alemana de Brahms?
Básicamente, en giras internacionales, tratamos de presentar un repertorio que sea conocido por el público. Si llevamos piezas oscuras o desconocidas, tememos asustarlo, por eso escogimos obras de Beethoven, Brahms, Tchaikovsky y otros.
 ¿Qué nos puede decir sobre Esther Yoo, muy joven revelación que va a interpretar el muy difícil Concierto para violín de Tchaikovsky? 
Ella es muy buena, muy profesional. Es muy joven y creo que tiene una gran carrera enfrente. Dará una gran impresión, creo yo. 
De su experiencia trabajando con músicos jóvenes, sobretodo como director de la European Union Youth Orchestra, ¿Sigue lo que pasa en nuestro continente con estos proyectos de orquestas juveniles? 
Si claro, sigo de cerca lo que pasa con las orquestas en Venezuela. Ellos tocan muy bien y son muy entusiastas. Es un muy buen comienzo para Latinoamérica, el de crear orquestas juveniles, pues esto los potencia como seres humanos y trae muchos beneficios a la sociedad. 
¿Qué consejo le puede dar a los jóvenes, sobre todo latinoamericanos, para llegar alto?  
Que practiquen mucho, no pierdan su gusto por la buena música y sigan siempre con ella. Si triunfan, ¡maravilloso!, ya que si siguen con ella, nunca los traicionará. El fin no es triunfar o ser famoso, sino ser fiel a la música. Ese sería mi consejo. Esta es una de las mejores profesiones y que tienen el mejor destino. 
Usted ha grabado muchísimo, ¿Hay alguna obra que no haya tocado o grabado y le gustaría hacerlo? 
¡Qué difícil saberlo! Creo que he grabado lo que he querido grabar, y quizá haya pasado por alto muchas otras obras. Les he dado prioridad a compositores como Beethoven, Chopin, Mozart, Rachmaninov. He grabado lo que he creído que debía en su momento, quién sabe qué grabaré después, uno nunca sabe qué nos depara el futuro. 
  ¿Está al tanto de la música contemporánea y con lo que se hace actualmente? 
Sigo de cerca lo que está pasando. Soy cuidadoso en hacer lo que entiendo y con lo que tengo afecto. Acabo de grabar música de Howard Blake, y lo disfruté mucho.
Si lo eligieran como nuestro embajador y enviaran sus grabaciones a una civilización extraterrestre, ¿cuáles serían las cinco grabaciones que recomendaría? 
¿Sólo cinco? (ríe), Pues elegiría a Bach, Mozart, Beethoven, Chopin and Rachmaninov. No importa qué grabaciones, solo las obras más representativas de esos compositores.

Tocando el piano y dirigiendo (Decca)

Con Itzhak Perlman (Decca)

Con la soprano Elisabeth Söderström (Decca)

 Selección - Grabaciones imprecindibles de Vladimir Ashkenazy

Beethoven: The Piano Concertos (Vladimir Ashkenazy, Sir Georg Solti & Chicago Symphony Orchestra).
Esta grabación es considerada referencial de estas obras, y fue la ganadora del Premio Grammy a Mejor interpretación solista con orquesta. Según la crítica, fue grabado en el mejor momento de la CSO y el legendario Solti frente a ella. Ashkenazy demuestra todas sus capacidades a lo largo de los cinco conciertos.
Mussorgsky: Pictures at an Exhibition (para piano solo y para orquesta. Orquestación de Ashkenazy) (Vladimir Ashkenazy, Philharmonia Orchestra).
Ashkenazy entra al selecto grupo de compositores que han orquestado esta obra original para piano de Mussorgsky, uno de los compositores más queridos de Rusia. Ashkenazy si bien no se aleja de la orquestación referencial de Ravel, le da más brillo y cuerpo a los pasajes más reconocibles de esta obra. 
Bach: Das Wohltempierte Klavier I & II (Vladimir Ashkenazy)
Ashkenazy también se une al selecto grupo de intérpretes que grabaron esta integral de Bach, como Glenn Gould, Sviatoslav Richter, Rosalyn Tureck, Tatiana Nikolayeva, y András Schiff. Su interpretación de este clásico del barroco es descrita como poderosa, refrescante y sorpresiva. 
Shostakovich: Las Sinfonías (Vladimir Ashkenazy, Royal Philharmonic Orchestra, St. Petersburg Philharmonic, NHK Symphony Orchestra).
Ashkenazy dirige a tres orquestas en esta integral de 15 sinfonías en 12 CDs de un compositor al cual conoció y con el que se identifica mucho. Sus versiones son sólidas, especialmente las sinfonías, 5, 7, 11 y 15.
Frédéric Chopin: The Piano Works (Vladimir Ashkenazy)
El compositor con el Ashkenazy se identifica mas. Colección de 13 CDs que son considerados referenciales por técnica, y están a la venta a un precio bastante cómodo.


Datos clave sobre la Philharmonia Orchestra
  • Fue creada en 1945, y ha sido dirigida por grandes maestros como Wilhelm Furtwängler, Arturo Toscanini, Otto Klemperer, Igor Stravinsky, Carlo Maria Giulini, Sir John Barbirolli, Herbert Von Karajan, Sir Thomas Beecham, Lorin Maazel, Vladimir Ashkenazy, Riccardo Muti, Giuseppe Sinopoli y actualmente por Essa- Pekka Salonen.
  • En 1950, estrenó  las “Cuatro últimas canciones” de Richard Strauss, con Furtwängler en la dirección e interpretadas por la soprano Kirsten Flagstad.
  • Es considerada la orquesta mas importante del Reino Unido.
  • Ha grabado cientos de soundtracks de películas, desde “Oliver Twist” y Hamlet” hasta “Great expectations”,  “The Lord of The Rings”, “The Red Violin”, “Iron Man”, “Thor” y “Hercules”.
  • Ha grabado cientos de soundtracks de los mas reconocidos videojuegos de la industria, como “Harry Potter”.
  • Desarrollaron una app para iPad llamada “The orchestra” en que se puede explorar todo el trabajo e interpretaciones de una orquesta desde muy adentro. Esta app ha sido destacada en campañas publicitarias de Apple.