24 marzo 2010

Mortier inicia su reinado en el Teatro Real con Plácido Domingo y grandes planes

(Cortesia de EcoDiario y Adios amigo, adios...)

El tenor Plácido Domingo ofrecerá un concierto para celebrar su 70 cumpleaños en enero, en la primera temporada del nuevo director del Teatro Real de Madrid, el belga Gérard Mortier, que incluye una ópera con motivo del bicentenario de las independencias iberoamericanas.

Mortier, que antes de llegar a Madrid ha sido director de la Opera de París durante cinco años, presentó este miércoles en conferencia de prensa la próxima temporada del Real, que promete ser "de transición, con novedades" como el concierto de Domingo.

La programación de la temporada 2010-2011 incluirá una mezcla de "obras del siglo XX, obras clásicas y obras del siglo XIX", explicó Mortier, de 66 años, cuya carrera de director es una de las más brillantes y tumultuosas de los últimos años.

"También contaremos con la asistencia el 21 de enero de Plácido Domingo, que eligió celebrar en Madrid su 70º cumpleaños", anunció.

Domingo, que estará acompañado de cantantes de todo el mundo, también será Oreste en la ópera "Ifigenia en Tauride", en enero.

"Quiero insistir en la importancia de la cultura española en Europa, sus vínculos con el mundo árabe no existen en otro lugar de Europa, al igual que sus relaciones con América Latina", subrayó.

A este respecto, en septiembre, con motivo de los actos programados para conmemorar el Bicentenario de las independencias iberoamericanas, el Real acogerá "Montezuma", ópera del compositor alemán Carl Heinrich Graun cuyo libreto fue escrito en el siglo XVIII por el rey Federico II de Prusia.

La obra, sobre el líder índigena mexicano Moctezuma con quien se enfrentó el conquistador español Hernán Cortés en el siglo XVI, tendrá como director musical al argentino Gabriel Garrido y como director de escena al mexicano Claudio Valdés Kuri.

La temporada empezará el 29 de septiembre con la ópera "Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny", de Olivier Messiaen, cuyos directores de escena serán Alex Ollé y Carles Padrissa, de la compañía española La Fura dels Baus.

"Uno de mis objetivos es abrir la ópera a nuevos públicos y también mostrar que lo que es moderno no es chocante", explicó al respecto.

Mortier, director aclamado pero también controvertido del Teatro de la Monnaie de Bruselas, del festival de Salzburgo (Austria) y de la Ópera de París, declaró el año pasado que quería hacer de la Ópera de Madrid "uno de los primeros escenarios líricos del mundo".

A más largo plazo explicó que quiere impulsar la "creación" presentando cada año "una o dos obras nuevas" y apoyarse para esto en la literatura española, entre otras.

La programación de ballet incluirá a la Compañía del coreógrafo español Antonio Gades en mayo y a ellas se sumarán los conciertos de aniversario del compositor español Cristóbal Halffter y de su compatriota Luis de Pablo, que cumplen 80 años en 2010.